La ausencia de los padres afecta al desarrollo de la conducta del niño

28

Los pediatras analizan en el XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria la situación de la pediatría de Atención Primaria en España y las patologías que están mostrando mayor prevalencia en la infancia. Los expertos señalan que la ausencia de los padres está afectando al desarrollo de la conducta del niño

  • Los horarios laborales y la falta de tiempo obligan en muchos casos a los padres a dejar a sus hijos con los abuelos durante gran parte del día, lo que supone la implicación de estos en la educación de los niños
  • En España cerca de un 7% de niños sufre Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), un 15% muestra trastorno negativista desafiante (TND) antes de los 16 años
  • En 2010 casi el 50% de las 100.000 parejas que tramitaron su divorcio en España, tenían hijos. Esta situación produce un alto impacto emocional en los hijos

No hay duda de que la crisis económica se está dejando notar en muchos aspectos de la vida cotidiana de los españoles y que la estructura y organización familiar también se ha visto afectada de forma notable en los últimos años. Los horarios laborales y la falta de tiempo obligan en muchos casos a los padres a dejar a sus hijos con los abuelos durante gran parte del día, lo que supone la implicación de estos en la educación de los niños, asumiendo en muchos casos “el rol de padre o madre”.

Los hijos notan estas carencias y muchas veces se refleja a través de un comportamiento negativo o incluso agresivo. Los pediatras reunidos en el XXVI Congreso Nacional de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), apuntan hacia la ausencia de las figuras paternas o las características de la familia como factores claves en el desarrollo de la conducta del niño desde una edad temprana.

Principales trastornos de la conducta en los niños

Los pediatras de AP han destacado que “cada vez atendemos más consultas por trastornos de conducta. Podemos decir que en España cerca de un 7% de niños sufre Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH), un 15% muestra trastorno negativista desafiante (TND) antes de los 16 años y entre un 4% y 14,5% presenta trastornos disociales antes de la mayoría de edad”.

En este sentido, el Dr. Jesús García Pérez, pediatra y miembro de la Sociedad Española de Pediatría Extrahospitalaria y Atención Primaria (SEPEAP), ha apuntado hacia “una educación deficiente”, como una de las causas de este trastorno. “Los padres deben procurar que el niño asuma poco a poco responsabilidades. Es necesario establecer normas y límites y saber decir “no” en determinados momentos”, ha matizado el especialista.

Las primeras señales de TDAH suelen presentarse en edades preescolares y hacerse evidentes durante la etapa escolar (entre los 6 y 12 años). De esta manera, existen múltiples síntomas que se identifican con la inatención, la hiperactividad y la impulsividad. La dificultad para prestar atención en tareas y juegos, no escuchar, mostrarse olvidadizo y perder cosas en las tareas diarias, no seguir las instrucciones, ser inquieto y tener dificultad para estar sentado, hablar excesivamente o interrumpir las conversaciones y juegos de los demás son algunos de los criterios que describe la SEPEAP a la hora de que el experto pueda diagnosticar TDAH.

Las conductas antisociales en la etapa adulta, la depresión, ansiedad, un menor rendimiento académico, el consumo de drogas en la adolescencia y en general, las dificultades de adaptación en el entorno social y laboral, en muchos de los casos están directamente relacionados con lo vivido durante la infancia. En este sentido, los pediatras de Atención Primaria (AP) alertan de la importancia de “tratar los trastornos de conducta desde que los padres empiezan a notar que algo no marcha como debería para evitar estas consecuencias más adelante”.