Bebé recién nacidoHipo del bebé: ¿por qué se produce y cómo quitar el hipo...

Hipo del bebé: ¿por qué se produce y cómo quitar el hipo al bebé recién nacido?

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

El hipo del bebé suele ser un motivo de preocupación frecuente entre los padres primerizos, pero en la mayoría de los casos no representa un problema grave.

El hipo es muy común en los recién nacidos. Se estima que los bebés pasan un 2,5% del tiempo con hipo. Tras el nacimiento, prácticamente todos los bebés tienen hipo, aunque es más frecuente durante los primeros 6 meses de vida. A medida que el bebé crece la frecuencia del hipo tiende a disminuir.

El hipo no le causa ningún daño al bebé y suele desaparecer por sí solo. Aunque por lo general no es preciso hacer nada en particular, algunos métodos para aliviar el hipo incluyen el uso de un chupete o dejar de alimentar al bebé hasta que el hipo pase.

Si el hipo persiste durante mucho tiempo o tienes alguna preocupación, consulta con tu pediatra para que te aclare todas tus dudas.

1. ¿Cuándo empiezan a tener hipo los bebés?

Los bebés tienen hipo prácticamente desde los primeros días de vida, incluso antes, durante la gestación. Durante el embarazo la madre puede llegar a sentir los movimientos de hipo del bebé en su vientre.

Estos movimientos también se pueden observar en las ecografías que se realizan a lo largo del embarazo. Y se producen antes de que aparezcan los reflejos de deglución o respiratorios en el desarrollo fetal.

Es posible que el feto empiece a  hipar desde los 2 meses de embarazo, aproximadamente a las 8 semanas de gestación, antes de que comiencen los movimientos respiratorios.

Sabías que… el hipo no es exclusivo de los seres humanos.

Muchas otras especies también pueden experimentar hipo. Otros mamíferos como las ratas, los conejos y los gatos también pueden tener hipo. Incluso lo sufren algunos reptiles, ¡como las tortugas!

2. ¿El hipo es dañino para los bebés?

No, el hipo no es peligroso para el bebé. Aunque puede resultarle incómodo o molesto, no le causa ningún daño ni dolor al bebé.

El hipo es más una preocupación de los padres que una molestia para el bebé y suele desaparecer por sí solo.

De hecho muchos bebés experimentan hipo mientras duermen debido a contracciones involuntarias del diafragma, sin afectarle en nada al sueño.

Te puede interesar  Las enfermedades más comunes en bebés y niños en sus primeros años

Estas contracciones pueden deberse a la maduración del sistema digestivo y respiratorio del bebé, a la posición en la que está acostado o también a los sueños que puedan tener.

Si tu hijo tiene hipo mientras duerme no le despiertes, a menos que el hipo persista por un período prolongado y observes otros síntomas preocupantes.

Si observas que el bebé muestra dificultad para respirar, presenta una coloración azulada en la piel, vomita con frecuencia o tiene cualquier otro síntoma inusual, conviene que busques atención médica.

3. ¿Cuánto tiempo dura el hipo en el bebé?

La duración del hipo en los bebés puede variar. Por lo general el hipo dura más en los bebés que en los adultos, desde unos minutos hasta aproximadamente 15-20 minutos.

El hipo en los bebés suele ser intermitente: esto significa que pueden tener episodios cortos de hipo varias veces al día.

A medida que el sistema respiratorio y digestivo del bebé se desarrolla y madura,  el hipo se volverá menos frecuente con el tiempo.

Si el hipo del bebé dura horas o se repite frecuentemente a lo largo del día, consulta a tu médico.

4. ¿Cómo se desencadena el hipo?

El hipo o singulto (del latín singultos, que significa jadeo, suspiro) se produce cuando el diafragma se contrae de forma repetida, involuntaria, intermitente y brusca.

El diafragma es el músculo principal involucrado en la respiración ubicado en la parte inferior de la cavidad torácica. Separa los pulmones de los órganos abdominales. Gracias a él, podemos respirar ya que este músculo ayuda a expandir y contraer los pulmones.

  • ¿Qué ocurre en un ataque de hipo?

En un ataque de hipo, el músculo inspiratorio se contrae bruscamente lo que provoca una inspiración rápida y repentina. Esta inspiración forzada es interrumpida por el cierre súbito de las cuerdas vocales dando lugar al sonido característico del hipo, el «hip».

Tras el episodio de hipo el bebé recupera la respiración normal. Los bebés rara vez lloran por causa del hipo.

  • ¿Cómo actúa el diafragma sobre la respiración?

Durante la inspiración, el diafragma se contrae y se aplana (se mueve hacia bajo), de forma que aumenta el espacio dentro de la cavidad torácica, permitiendo que los pulmones se expandan. Al expandirse, los pulmones reciben aire rico en oxígeno a través de las vías respiratorias.

Durante la espiración, el diafragma se relaja y vuelve a su posición original. Al relajarse, el diafragma ejerce presión sobre los pulmones, y ayuda a expulsar el aire usado, que contiene dióxido de carbono, fuera de los pulmones y del cuerpo.

¿Cómo funciona el diafragma en la respiración?
Ilustración de las funciones del diafragma en la respiración. Imagen de brgfx en Freepik

Este proceso de contracción y relajación del diafragma y otros músculos respiratorios se produce de manera rítmica y continua, permitiendo la inhalación y exhalación del aire para que se oxigene la sangre y se elimine el dióxido de carbono.

5. ¿Por qué se produce el hipo en el bebé? Causas del hipo

Los expertos no saben con seguridad por qué se produce el hipo, aunque existen muchas teorías. La más aceptada para los bebés de pocos meses es que el hipo se produce por la inmadurez del sistema nervioso y digestivo.

Te puede interesar  ¿Cómo saber si tu bebé está bien alimentado?

En cualquier caso aún no existe una evidencia científica que permita establecer con certeza cuáles son las causas exactas del hipo.

Estas son algunas de las teorías más comunes sobre las causas del hipo en los bebés son:

  • La inmadurez del sistema nervioso

El sistema nervioso de los bebés sigue desarrollándose después de nacer, lo que puede hacer que los reflejos del diafragma sean más sensibles y propensos a provocar episodios de hipo.

Los bebés prematuros, cuyos órganos son más inmaduros, tienen más hipo que los bebés nacidos a término. Y los bebés recién nacidos tienen más hipo que los bebés de 6 meses de edad.

El sistema nervioso controla los músculos de nuestro cuerpo. Las irritaciones del nervio frénico y del nervio vago pueden causar movimientos no deseados del diafragma, influyendo de esta manera en el hipo.

El nervio frénico es el nervio principal que controla la contracción del diafragma durante la respiración. A veces se produce una estimulación inadecuada del nervio frénico que provoca las contracciones del diafragma y en consecuencia el hipo.

  • La inmadurez del sistema digestivo

El hipo en los bebés a menudo se produce después de alimentarse. Si el bebé succiona de forma vigorosa, come demasiado rápido o demasiada cantidad o traga aire, puede estimular el nervio frénico, provocar espasmos en el diafragma y desencadenar el hipo.

Estas situaciones pueden hacer que el estómago del bebé se expanda, empujándolo contra el diafragma y desencadenando espasmos que terminan en hipo.

¿Cuáles son las causas más comunes del hipo en bebés relacionadas con la alimentación?

1. Distensión del estómago

La ingestión de la leche materna por succión propicia la entrada de aire en el estómago del bebé. Cuando los bebés están muy hambrientos tienden a comer con ansia, tragando en ocasiones más aire que leche.

2. Problemas para agarrar el pezón en la lactancia

Los bebés lactantes pueden engancharse mal al pezón de la madre mientras maman, favoreciendo la entrada de aire.

3. Uso de tetinas inadecuadas en el biberón del bebé

También las tetinas de los biberones pueden tener agujeros muy grandes o muy pequeños, dificultando la lactancia.

4. Uso de chupetes inadecuados por el bebé

Un chupete con una forma fisiológica inadecuada puede favorecer la aparición de hipo.

5. El reflujo gastroesofágico favorece el hipo del bebé

El reflujo gastroesofágico, muy frecuente en bebés, puede irritar el diafragma. Cuando el diafragma se irrita, se producen contracciones involuntarias y espasmódicas y aparece el hipo.

6. Cambios en la temperatura gástrica y corporal del bebé

Los cambios bruscos de temperatura en el cuerpo del bebé, especialmente en el área del estómago, puede estimular los nervios del diafragma y provocar el hipo.

7. Si el bebé sufre ansiedad o estrés emocional

El estrés o la ansiedad pueden provocar cambios en la respiración y por tanto en el diafragma, desencadenando de esta forma el hipo.

  • Teorías evolutivas sobre las causas del hipo

Para algunos científicos, el hipo está relacionado con la evolución del ser humano y con su adaptación al medio. Sería por tanto un vestigio de la respiración acuática de nuestros ancestros.

Te puede interesar  El calendario de vacunación de Cataluña

El hipo se da en muchos mamíferos, siendo más frecuente en lactantes. Su mecanismo es muy similar al que utilizan los renacuajos.

Otra teoría sugiere que el hipo podría estar relacionado con el desarrollo neurológico de los fetos y los recién nacidos. Los episodios regulares de hipo podrían contribuir a ejercitar los músculos respiratorios para respirar tras el nacimiento.

Según otra teoría el hipo se produce como consecuencia de tragar líquido amniótico. Asimismo se piensa que podría ayudar a estimular el sistema nervioso.

En definitiva, estas teorías evolutivas tratan de ofrecer posibles explicaciones sobre la función o el propósito original del hipo en los seres humanos, pero todavía se requieren más investigaciones para comprender completamente su significado.

6. ¿Cómo se le quita el hipo al bebé recién nacido?

Para prevenir el hipo, conviene alimentar al bebé cuando esté tranquilo y antes de que tenga demasiada hambre. De ese modo comerá más despacio y no tragará tanto aire.

Si tu bebé está tomando biberón, realiza pausas periódicas para que pueda eliminar el aire y así evitar la aparición del hipo.

Si el hipo aparece cuando el bebé está aún comiendo, deberemos cambiarle de posición e intentar que eructe o que se relaje. La postura ideal es en posición vertical.

Conviene esperar hasta que el hipo se pase para volver a dar de comer al bebé.

Remedios para quitar el hipo del bebé

  • Si el ataque de hipo no se pasa solo al cabo de 5-10 minutos, dale unas cucharadas de agua. Este truco suele quitarlo.
  • Otro remedio es darle el chupete para que al succionar se relaje y de esta forma también se relaje el diafragma.
  • Déjale reposar después de comer y evita los movimientos bruscos. No le convienen juegos como rebotar sobre las rodillas o lanzarle hacia arriba.

el hipo es un fenómeno totalmente natural que no conlleva ningún riesgo para el bebé.

Solo en caso de que el hipo dure más de 48 horas, deberás consultarlo con el pediatra.

7. ¿Qué NO hacer para quitar el hipo del bebé?

Existen algunos remedios caseros para el hipo que no tienen ninguna base científica y que no sirven para quitar el hipo del bebé. Además pueden angustiarle y hacerle llorar.

Evita las siguientes prácticas para quitarle el hipo a tu bebé. NO debes:

  • Darle un susto

No asustes al bebé para quitarle el hipo. Los sustos repentinos pueden causarle estrés y no son recomendables.

  • Tirar de la lengua del bebé

No le tires de la lengua para quitarle el hipo. Hacerlo puede ser muy incómodo y doloroso para el bebé. Trata al bebé con suavidad y evita cualquier acción que pueda causarle dolor o malestar.

  • Hacer que beba agua estando boca abajo

No le des agua estando boca abajo. Esta posición podría obstruir las vías respiratorias del bebé y aumentar el riesgo de asfixia o atragantamiento.

  • Hacer que aguante la respiración

No bloquees la respiración del bebé para detener el hipo. Se trata de una práctica muy peligrosa que debes evitar siempre.

  • Darle medicamentos

No le des al bebé ningún medicamento o remedio casero para quitarle el hipo. Pueden no ser seguros. Consulta siempre con el médico.

8. Vídeo sobre el hipo en los bebés

 

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados