EmbarazoPruebas médicas en embarazos de mujeres mayores de 35 años

Pruebas médicas en embarazos de mujeres mayores de 35 años

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

Muchas parejas piensan que el embarazo, cuando la madre tiene más de 35 años, es muy complicado. En realidad, esto no tiene por qué ser así. Las mejores clínicas de fecundación in vitro se han convertido en una revolución a partir de esa edad gracias a sus enormes tasas de éxito.

Obviamente, la edad materna influye en el desarrollo del embarazo y en el riesgo de ciertas alteraciones. Sin embargo, los padres pueden decidir en todo momento qué pruebas desean realizarse y cuáles no. Estar informados es fundamental para tomar esta decisión.

Cada vez son más frecuentes los embarazos de mujeres mayores de 35 años. En nuestro país, la edad promedio del primer embarazo se sitúa en los 32 años. Así, es muy probable que las mujeres que se queden embarazadas por segunda vez, lo hagan teniendo 35 años o más.

Enfermedades asociadas al embarazo en mujeres mayores de 35 años

El seguimiento médico de los embarazos de mujeres mayores de 35 años, en principio, es similar al que se realiza a mujeres de menos edad.

Sin embargo, es un hecho que la edad afecta al desarrollo del embarazo. Se sabe que la incidencia de algunas enfermedades asociadas a la gestación aumenta cuanto mayor es la edad materna. Por ejemplo, la diabetes gestacional, la hipertensión en el embarazo y la obesidad.

Además, la probabilidad de que el feto presente alteraciones genéticas es mayor a medida que se incrementa la edad de la madre. Ésta es una de las preocupaciones más intensas para las parejas que esperan un bebé cuando la edad materna supera los 35 años.

La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que se produce durante el embarazo. Cuando el cuerpo de la madre no puede producir o utilizar suficiente insulina, la hormona que ayuda a regular el azúcar en la sangre, provocará que los niveles de azúcar en la sangre de la embarazada sean demasiado altos.

Te puede interesar  La cafeína retrasa la concepción y puede afectar a la salud de la embarazada

Esta situación puede afectar a su salud y también a la del bebé. En el caso de la madre se sentirá cansada, sedienta y con necesidad de orinar con frecuencia. También aumenta el riesgo de que tenga una presión arterial alta y problemas durante el parto.

Por otra parte, la diabetes gestacional puede hacer que el bebé sea demasiado grande, provocándole dificultades en el parto y aumentando el riesgo de desarrollar problemas de salud en el futuro.

Cuando la sangre que circula por las arterias alcanza una presión más alta de lo normal, se produce hipertensión o presión sanguínea alta. Puede que aparezca durante el embarazo o que sea previa al mismo.

Un embarazo con hipertensión se considera de alto riesgo, por lo que la mujer tendrá que seguir un mayor control médico.

Una presión sanguínea alta puede aumentar el riesgo de problemas durante el embarazo, como el desprendimiento de placenta o el nacimiento de bebés pequeños. Si no se trata este problema, existe un mayor riesgo de sufrir ataques cardíacos o apoplejías.

La obesidad en el embarazo puede aumentar el riesgo de diversas complicaciones tanto para la madre como para el bebé. Se considera obesidad cuando el índice de masa corporal (IMC) de una mujer es igual o superior a 30.

Estas son algunas de las complicaciones:

1. Problemas de salud materna

Las mujeres con obesidad tienen un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional, hipertensión arterial, preeclampsia y trombosis venosa profunda.

También pueden tener dificultades durante el parto y un mayor riesgo de necesitar una cesárea.

2. Complicaciones del embarazo

La obesidad durante el embarazo puede aumentar el riesgo de aborto espontáneo, parto prematuro, defectos de nacimiento, macrosomía (bebés de gran tamaño), problemas respiratorios en el recién nacido y complicaciones relacionadas con la placenta.

3. Problemas de salud del bebé

Los bebés de madres con obesidad tienen un mayor riesgo de desarrollar obesidad, diabetes tipo 2, enfermedades cardíacas y otros problemas de salud a lo largo de su vida.

A pesar de estos riesgos asociados, si se maneja adecuadamente la obesidad es posible tener un embarazo saludable.

Será el médico quién oriente a la embarazada en lo relativo a una alimentación equilibrada, el control de peso, ejercicio adecuado y control de su salud regularmente.

Te puede interesar  Cambios en la embarazada en el segundo trimestre de embarazo

Pruebas no invasivas para evaluar la salud del feto

Así, existen diversas pruebas no invasivas que permiten evaluar la salud del feto y estimar la probabilidad de que éste presente algún tipo de alteración genética.

La ecografía de traslucencia nucal y el Triple Screening se suelen realizar a todas las embarazadas, independientemente de su edad.

la ecografía de traslucencia nucal es una prueba de diagnóstico prenatal que permite detectar algunos trastornos cromosómicos o defectos cardiacos.

La traslucencia nucal es una capa de líquido que se encuentra en la parte posterior del cuello del bebé.

Durante la ecografía, el especialista mide el espesor de esta capa de líquido. El grosor de la traslucencia nucal puede indicar la posibilidad de que el bebé sufra algún problema.

La ecografía de traslucencia nucal ayuda a identificar si hay una mayor probabilidad de que el bebé tenga algún problema de salud , aunque no proporciona un diagnóstico definitivo.

Esta prueba médica permite identificar la probabilidad de ciertas problemas de salud del feto durante el embarazo, mediante la medición de distintos marcadores.

El Triple Screening se basa en la cuantificación bioquímica de tres hormonas en la sangre de la embarazada:

        • Alfafetoproteína (AFP)
        • Gonadotropina coriónica (HCG)
        • Estriol

Esta prueba no proporciona un diagnóstico definitivo, sino que ayuda a identificar la necesidad de realizar pruebas adicionales en caso de resultados anormales.

El test de detección prenatal de anomalías cromosómicas es una prueba no invasiva que se realiza a las embarazadas a partir de la semana 10 de la gestación.

Este análisis permite detectar en la sangre de la madre las anomalías más frecuentes, sobre todo el síndrome de Down y las trisomías 13 y 18.

Mediante este análisis de sangre se analiza el ADN fetal en la sangre materna.

Pruebas invasivas para evaluar la salud del feto

También existen pruebas invasivas durante el embarazo que permiten conocer con mayor exactitud si el feto presenta alguna alteración.

Éstas pruebas de diagnóstico prenatal no se recomiendan a todas las embarazadas, sino sobre todo a mujeres con embarazos que tengan mayor riesgo de presentar alteraciones en el feto.

El problema de las pruebas invasivas es que pueden conllevar cierto riesgo para la salud del feto. Por ello es importante que los padres que se planteen someterse a las mismas se informen adecuadamente sobre los mismos.

Algunas pruebas invasivas de diagnóstico prenatal son:

La amniocentesis es una prueba de diagnóstico prenatal que consiste en extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico del útero para analizarlo.

Te puede interesar  ¿Cuáles son las funciones de una doula?

Esta prueba permite detectar:

  1. Anomalías cromosómicas como el síndrome de Down, el síndrome de Turner y el síndrome de Edwards.
  2. Defectos del tubo neural como la espina bífida y la anencefalia.
  3. Trastornos genéticos hereditarios como la fibrosis quística, la distrofia muscular y la enfermedad de Tay-Sachs.
  4. Infecciones en el líquido amniótico como la toxoplasmosis o la rubéola.

La biopsia corial es una prueba de diagnóstico prenatal invasiva que consiste en tomar una pequeña muestra de tejido de la placenta para analizarla en el laboratorio.

Con ella se pueden detectar algunas anomalías cromosómicas como el síndrome de Down u otro problemas genéticos que podrían afectar la salud del bebé.

La biopsia corial conlleva ciertos riesgos como sangrado o infección en la embarazada. Por esta razón, los médicos solo la recomiendan en situaciones especiales cuando se sospecha la presencia de problemas de salud en el bebé.

La elección del método de diagnóstico prenatal

Los métodos de diagnóstico de alteraciones genéticas en el feto son una herramienta que permite a padres y profesionales obtener información sobre la salud fetal.

Es importante que los futuros padres reflexionen sobre si desean obtener este tipo de información. Muchas veces, los profesionales dan por hecho que los padres desearán saber cómo está el feto en relación con estas posibles alteraciones y prescriben pruebas sin consultar a los padres si verdaderamente están interesados en hacérselas.

¿Qué deben saber los padres antes de someterse a una prueba de diagnóstico prenatal?

Antes de decidir someterse a una prueba, los padres deben informarse sobre:

  • las características de la prueba
  • la información que se obtiene a partir de ella
  • los posibles riesgos asociados a su ejecución
  • el margen de error de estas pruebas

Estas pruebas sólo sirven para descartar o detectar anomalías, no para prevenirlas ni paliarlas.

Así pues, es muy recomendable que los padres que se planteen someterse a este tipo de pruebas se informen adecuadamente sobre las mismas y sopesen las ventajas y desventajas de hacerlo, teniendo en cuenta los riesgos asociados y la relevancia de la información que van a obtener.

La decisión debe tomarse de forma consciente y razonada, respetándose en todo momento la libertad de elección de la madre y el padre.

El desarrollo del feto mes a mes: 40 semanas de embarazo

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados