Semana 38 de embarazo: se produce el desprendimiento del tapón mucoso

131

Alrededor de la semana 38 de embarazo puede desprenderse el tapón mucoso, total o parcialmente. Esto ocurre porque el cuello del útero está comenzando a dilatarse. Así, esto indica que el parto se acerca, aunque no tiene por qué ser de forma inminente. Algunas mujeres no expulsan el tapón mucoso hasta el mismo momento del nacimiento del bebé.

En la semana 38 de embarazo, el bebé pesa 3.000 gr, aproximadamente, y mide unos 50 cm. Ya es un bebé a término que podría nacer en cualquier momento.

Los intestinos del bebé están llenándose de meconio. Esto es la primera materia fecal del bebé.

El meconio se forma a partir de las sustancias que el bebé traga que están en el líquido amniótico, como el lanugo que está perdiendo, y del propio líquido amniótico que va tragando.

Las primeras heces del bebé cuando nazca serán el meconio eliminado, de un color verde oscuro, casi negro.

Dado que la semana 38 es ya la segunda semana desde que tu embarazo ha llegado a su término, puedes aprovechar para preparar una maletita con las cosas que necesitarás en el hospital.

En este artículo sobre la semana 38 de embarazo:

**>

El feto de 38 semanas

El diametro de la cabeza del bebé en esta semana de gestación mide unos 9,5 centimetros siendo la parte más ancha de todo el cuerpo del bebé. Durante el parto el cuello del útero y la cervix deberán dilatarse hasta alcanzar este grosor y permitir el paso del bebé. 

Los órganos estarán completamente desarrollados y funcionando correctamente preparados ya para trabajar fuera del útero materno.

Por otro lado el lanugo y la capa grasa que recubrían el cuerpo han desaparecido casi totalmente dejando como rastro copos flotando en el líquido aminiótico.

Podemos pensar que el bebé está en la postura más incómoda de toda la gestación: con la cabeza abajo, encajada en el cervix y sin espacio para moverse, lejos quedan los días en que flotaba con libertad de movimientos en el líquido aminióticio. 

El bebé ya no dará patadas si no que estirará sus pies o manos haciéndo sus extremidades casi visibles para la madre.

<**

Síntomas que experimenta la embarazada en la semana 38

El útero de la mujer embarazada de 38 semanas puede estar empezando a descender ante la proximidad del parto.

Este descenso puede aliviar algunas de las molestias asociadas al gran tamaño del útero de las semanas anteriores. La mujer puede sentir que respira mejor y que tiene menos molestias estomacales.

Puesto que sólo el 5% de los bebés nacen en la fecha probable de parto, es importante estar preparada unas semanas antes. Muchas embarazadas tendrán ya preparadas las cosas que llevarán al hospital para el parto. Si aún no está preparado, éste es un buen momento para hacerlo.

**>

La dilatación del cuello del útero

La dilatación comienza en estas últimas semanas de gestación y se mide en centimetros. La madre tendrá con más frecuencia las llamadas contacciones de Braxton-Hicks de las que ya hablamos en la semana 29. El cuello del útero se dilatará entre 3 y 4 centimetros y la cabeza del bebé empujará hacia abajo ayudando a la dilatación y abriéndose camino por el cuello del útero para el parto.

A lo largo de las próximas semanas las contracciones se intensificarán.

<**

Desprendimiento de tapón mucoso

El tapón mucoso es una sustancia gelatinosa de coloración marrón secretada por las glándulas del canal cervical que bloquea la entrada al útero. Su función es proteger al feto frente a los gérmenes de la vagina, para evitar la infección de las membranas amnióticas.

Durante todo el embarazo, el tapón mucoso ha estado bloqueando la entrada al útero. Poco antes del parto, esta sustancia comienza a desprenderse debido a que el cuello del útero comienza a dilatarse.

Cuando el tapón mucoso comienza a desprenderse, se expulsa a través de la vagina una sustancia gelatinosa marrón que puede estar teñida de sangre. Esto indicaría que el parto está cerca, pero no tiene por qué ser inminente. Puede expulsarse hasta 2 semanas antes del parto o expulsarse en el mismo momento del parto.

La importancia de saber identificar que se ha expulsado radica en que el útero puede haber quedado desprotegido, expuesto a la entrada de gérmenes que pueden provocar infecciones. Por ello se recomienda evitar las relaciones sexuales y los baños si se ha expulsado el tapón mucoso.

Vídeo de esta semana