Semana 29 de embarazo: pueden aparecer las contracciones de Braxton-Hicks

69

En la semana 29 de embarazo, el feto puede comenzar a adaptar su postura para encajar la cabeza en el cuello del útero materno. La mujer embarazada puede empezar a notar las contracciones de Braxton-Hicks, que son contracciones uterinas que van preparando al útero para el parto. Estas contracciones no deben confundirse con las contracciones de parto.

En la semana 29 de embarazo, el feto se sigue moviendo con libertad, cambia de postura y se va colocando cabeza abajo.

Probablemente notarás cómo tu bebé se mueve dando patadas y puñetazos. 

En esta semana, el futuro bebé pesa 1.300 gr, aproximadamente, y mide unos 40 cm.

Esta semana pueden aparecer las contracciones de Braxton-Hicks, contracciones que preparan el útero para el parto.

Se distinguen de las contracciones del parto en que son irregulares y menos dolorosas.

En este artículo sobre la semana 29 de embarazo:

Desarrollo del feto en la semana 29 de embarazo

El sistema nervioso del feto continúa desarrollándose.

Sus órganos sensoriales siguen madurando. Esto hace posible que sus percepciones sensoriales sean cada vez más precisas.

Algunos investigadores han encontrado en diversos estudios que el cerebro feto de esta edad gestacional está desarrollando la capacidad de generar conocimiento y de lo que será la memoria en el futuro.

Movimientos del feto en la semana 29

Todavía el bebé podrá seguir moviéndose con libertad dentro del útero materno, dándose la vuelta lo que provocará pataditas en el vientre de la madre, sobre todo en la zona de las costillas.

Su estómago e intestino ya funcionan, asimilando el líquido amniótico que el bebé traga continuamente. Sus movimientos respiratorios comienzan a ser rítmicos y acompasados.

La cara adquiere movilidad y gesticula moviendo la mandíbula al tragar líquido amniótico. Sus párpados se abren y cierran y los ojos se mueven de un lado a otro.

También practica el bostezo, abriendo la boca lentamente y cerrándola con rapidez.

Síntomas de la mujer en la semana 29 de embarazo

Alrededor de la semana 29, la mujer embarazada puede empezar a notar las contracciones de Braxton-Hicks.

Las contracciones de Braxton-Hicks son contracciones del útero que se producen de forma esporádica desde la sexta semana de embarazo. Pero no es hasta la semana 29 de embarazo, aproximadamente, cuando la embarazada comienza a notarlas. Su función es preparar el útero para el parto.

Las contracciones de Braxton-Hicks pueden estar asociadas a la postura del feto. También es frecuente que se produzcan cuando la embarazada camina.

Estas contracciones son un síntoma normal del embarazo. Se diferencian de las contracciones de parto en que son menos dolorosas y no son regulares. ç

Si comenzasen a producirse con mucha intensidad, frecuencia y regularidad, debe consultarse al ginecólogo rápidamente.

El sueño en la embarazada

En este momento el sueño de la la embarazada comienza a resentirse. Normalmente la falta de sueño es debida a la incomodidad que produce el aumento de la tripa y el posible estrés que provoca estar aún lejos del parto.

Para evitar el insomnio, puedes seguir estas recomendaciones:

  • Cena temprano y masticando lentamente la comida.
  • El ardor de estómago aparece con frecuencia cuando se está embarazada así que conviene esperar como poco dos horas después de la cena para acostarse y así evitar que afecte al sueño.
  • Es recomendable realizar algún tipo de ejercicio suave a lo largo del día para llegar más cansada a la cama.
  • Hay que tratar de dormir de lado y puede ayudar ponerse una almohada entre las piernas para evitar la presión de una contra la otra.
  • Ya que a lo largo de la noche se produce mayor necesidad de ir al baño, conviene beber poco líquido unas horas antes de acostarse.