Viajar durante el embarazo: ¿qué precauciones debes adoptar?

21

A la hora de viajar durante el embarazo debes tomar ciertas precauciones adicionales, especialmente si tu destino es la playa o algún país exótico. El sol, por ejemplo, afecta más fuertemente a la piel de las embarazadas. Puedes prevenir los golpes de calor bebiendo mucha agua y evitando permanecer al sol mucho tiempo. El agua, los alimentos y la ropa son otros aspectos que debes cuidar.

En este artículo sobre precauciones a la hora de viajar embarazada:

El sol durante el embarazo: ¡En su justa medida!

El efecto bronceador del sol es más fuerte en la mujer embarazada.

Se piensa que este efecto es debido a las hormonas del embarazo . Los estrógenos y la progesterona son fuertes inductores de melanina (responsable de la pigmentación de la piel) a través de un efecto estimulante de los melanocitos (células que producen la melanina).

La aparición de manchas oscuras ocurre con mas facilidad que en las mujeres no embarazadas.

El uso de protectores solares puede minimizar este efecto.

Golpes de calor en la embarazada

El golpe de calor, también conocido como hipertermia maligna, aparece como consecuencia de una exposición prolongada a una temperatura elevada. También puede ocurrir en sitios que estén a la sombra.

El problema consiste en una pérdida excesiva de líquidos corporales que puede llevar a la mujer embarazada hasta la pérdida de conciencia e incluso convulsiones.

Para evitarlo no se debe realizar una actividad física extenuante, ni tampoco vestirse con ropas aislantes.

Es muy importante beber líquidos de forma regular, preferiblemente bebidas isotónicas.

Aguas y comidas al viajar embarazada

Siempre que sea posible, se debe cuidar la alimentación en el embarazo y beber solo agua embotellada o previamente tratada para eliminar bacterias, parásitos y virus.

Si viajamos a un país donde sospechemos que el agua no está bien tratada, no es aconsejable lavarse los dientes con agua local ni consumir cubitos de hielo. Así se previene la llamada “diarrea del viajero” que, en general, es más frecuente en países tropicales.

Tampoco se deben tomar alimentos crudos.

Ropa y calzado para viajar embarazada

La ropa y el calzado deben ser los adecuados para el destino al que viajamos.

En general la ropa ha de ser holgada, de fibra natural y colores claros.

El calzado, además de cómodo, debe proteger la piel de rozaduras y/o picaduras de insectos.