Picaduras de insectos: ¿Son graves? ¿Qué hacer si al bebé o niño le pica un insecto?

424

Durante el verano aumenta la presencia de insectos debido al calor, a la humedad y al polen. Y en estas fechas también es cuando se producen más picaduras de abejas, avispas o mosquitos. En principio las picaduras de insectos suelen ser leves. Se manifiestan en forma de picor, enrojecimiento de la piel o incluso de dolor en una zona localizada del cuerpo. Sin embargo, si el bebé o niño es alérgico, la situación se complica, pudiendo producirse un cuadro grave de anafilaxia, que necesita atención médica urgente.

Abejas, avispas, abejorros, mosquitos, pulgas, chinches y hormigas son algunos de esos pequeños insectos que pueden afectar a nuestra piel. Su presencia aumenta en verano debido a las condiciones del clima: más calor, más humedad y más polen.

Las picaduras de insectos suelen producir problemas leves: hinchazón, enrojecimiento, picor… . El picor favorece el rascado y la aparición de pequeñas heridas. Algunas picaduras producen un dolor más intenso y otras un dolor más moderado. Pero por lo general no son graves.

Cuando se produce una picadura, nuestro cuerpo produce histamina, una sustancia que provoca una respuesta de nuestro sistema inmune. En cambio, las personas alérgicas pueden sufrir una reacción muy grave, que se conoce como anafilaxia. Este tipo de reacción necesita atención médica urgente.

Aunque no existe una fórmula secreta para evitar las picaduras de insectos, sí existen ciertas recomendaciones que nos pueden ayudar a evitarlas. Por esta razón, conviene evitar vestir al bebé o niño pequeño con prendas de colores fuertes o llamativos. ¡Los insectos se sienten atraídos por estos colores! También debemos evitar el uso de perfumes. Y sobre todo, alejarnos de zonas cercanas a los cubos de basura, zonas húmedas o con agua o zonas cercanas a los jardines en floración.

En este artículo sobre las picaduras de insectos:

Tipos de picaduras de insectos

Las abejas, ¡cuidado con el aguijón!

Las abejas suelen picarnos con su aguijón. El dolor suele ser intenso. Al producirse la picadura, el aguijón se queda adherido a la piel. ¡Hay que quitarlo! ¿Por qué? Para evitar que inocule todo el veneno que contiene. ¿El consuelo? Que una vez que nos haya picado, no podrá volver a hacerlo: ¡se muere!

Las avispas, ¡si te pica una, pueden picarte más!

El dolor que produce una picadura de avispa también es intenso. Cuando pican, las avispas liberan una sustancia (feromona) que atrae a otras avispas. Además, una avispa puede picarnos repetidas veces. Así que ¡cuidado con las zonas donde abundan las avispas! Y sobre todo, si cerca hay comida y bebidas dulces. ¡Les encantan!

Los mosquitos, ¡cuidado con las zonas desprovistas de ropa!

A los mosquitos les gusta la noche y la oscuridad. Por esta razón, suelen picarnos cuando estamos dormidos. Principalmente en las zonas desprovistas de ropa (brazos, piernas y cuello). Además, suelen ser las hembras las que más pican ya que necesitan nutrientes (sangre) para sus huevos. Para evitarlos, funciona el uso de mosquiteras y los repelentes, preferentemente naturales.

Las arañas no pican, muerden

Las arañas no pican, muerden. En España la más común es la araña de rincón. En América la más peligrosa es la viuda negra. Las arañas prefieren los escondrijos, los lugares apartados. Solo muerden si se sienten atacadas. La mordedura se distingue por un pequeño punto situado en el centro de la lesión.

Tratamiento de las picaduras

El tratamiento que se indica a continuación sirve para tratar las picaduras anteriormente descritas.

  • En el caso de las abejas, si el aguijón permanece en la piel, es necesario quitarlo con unas pinzas sin romperlo.
  • A continuación lavamos cuidadosamente la herida con agua y jabón y aplicamos un antiséptico.
  • Para el dolor, podemos aplicar hielo cubierto con un paño limpio o una bolsa de congelados durante al menos 1 minuto. También podemos aplicar compresas frías sobre la zona.
  • También podemos recurrir a un remedio casero para neutralizar el veneno de los insectos. Para ello, hacemos una mezcla mitad agua y mitad amoniaco y aplicamos sobre la piel.
  • También existen pomadas, lociones y cremas de venta en farmacias.

¿Cuándo hay que ir al médico?

Permanece atento a los síntomas posteriores a la picadura. ¡Tu hijo podría ser alérgico! Si tu bebé o niño presenta dificultad para respirar, dolor de cabeza y/o fiebre, confusión y/o desmayos, hinchazón de los labios o de la cara o la picadura se infecta o se produce en la lengua o garganta… ¡la atención médica debe de ser urgente!

Nota: Esta información es de caracter informativo, educativo y divulgativo. No sustituye en ningún caso el asesoramiento de los profesionales de la salud. Para cualquier duda, consulte a su médico y/o pediatra.
Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.