SaludExtremidades del recién nacido: manos, pies y luxación de caderas

Extremidades del recién nacido: manos, pies y luxación de caderas

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

Al nacer, algunos bebés presentan ciertas anomalían en pies y manos conocidas como polidactilia y sindactilia. Por lo demás, lo más característico de las manos del bebé recién nacido es el aspecto de sus uñas, largas y blandas. La luxación de cadera, una alteración en el desarrollo de la articulación de la cadera, se puede detectar y tratar en el recién nacido.

Las extremidades del bebé recién nacido pueden presentar algún pequeño trastorno, como la polidactilia o la sindactilia.

Las manos del bebé

Los bebés suelen nacer con las uñas largas y blandas. Puede haber casos de polidactilia (un dedo de más) que puede ser un dedo de aspecto normal o bien solo un pequeño apéndice colgando de un poco de piel.

Los pies del bebé

En los pies puede haber tanto polidactilia como sindactilia , que se da cuando dos o más dedos están unidos por piel. A veces, la sindactilia afecta sólo a una pequeña parte de los dedos, la más próxima al cuerpo.

 Los pies deformados se deben muchas veces a la postura que el niño ha mantenido durante las últimas semanas del embarazo. En este caso se irá corrigiendo.

Luxación de caderas

Desde hace muchos años se investiga con interés la cadera de los bebés para detectar precozmente la luxación congénita. Se trata de una alteración en el desarrollo de la articulación de la cadera (coxo-femoral). La cabeza del fémur es una protuberancia redonda que debe encajar perfectamente en una concavidad del hueso de la pelvis llamada cavidad cotiloidea o acetábulo, de forma que al ponernos en pie, soporte el peso del cuerpo.

Te puede interesar  El calendario de vacunación de Valencia

En algunos niños, el acetábulo o «techo» de la articulación no se desarrolla bien. Si no se corrige, cuando el niño intente ponerse en pie y andar, la cabeza del fémur se saldrá de su articulación, es decir, se luxará. Por tanto, si no se detecta a tiempo, los niños con este defecto no podrán andar bien.

A veces la luxación ya está presente al nacer el bebé, es lo que llamamos luxación congénita de cadera. Otras veces hay una predisposición a la luxación como en el caso de una cadera inestable, una subluxación o una displasia de cadera.

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados