Tos ferina y embarazo: ¿por qué se recomienda vacunar a la embarazada?

12

La tos ferina es una enfermedad especialmente grave en bebés lactantes. Debido al aumento de casos en el últimos años y el fallecimiento de algunos bebés lactantes, se ha establecido como medida preventiva la vacunación de la embarazada entre la semana 27 y 36 de gestación. La vacuna de la tos ferina está incluida en el calendario único de vacunación.

La tos ferina es una enfermedad respiratoria altamente contagiosa, producida por la bacteria Bordetella Pertussis. Es especialmente grave en bebés menores de 3 meses, causando cuadros extremadamente graves, como el síndrome de la tos ferina maligna.

La mayoría de los casos de contagio en lactantes suele necesitar hospitalización. 1 de cada 10-20 niños hospitalizados, padece neumonía y otras complicaciones graves como convulsiones o daños cerebrales (encelopatías).

Empieza como un catarro, con mocos, tos y fiebre. Con el paso de los días, la tos va empeorando, produciendo una sensación de ahogo en el bebé lactante, sobre todo. En los adultos la enfermedad no es tan grave.

En España, en los últimos años, han fallecido varios bebés a causa de la tos ferina. Esto ha elevado el nivel de preocupación de las sociedades médicas y de la comunidad internacional, ya que se ha observado un incremento de la carga de la enfermedad, pese a las altas dosis de vacunación.

También se ha producido un repunte preocupante y significativo de la enfermedad. En el año 2013, en niños menores de 1 año, hubo 162,5 casos por cada 100.000 habitantes frente a los 46,3 casos que hubo en 2007.

La medida más eficaz para prevenir la tos ferina en bebés lactantes es la vacuna de la tos ferina en el embarazo. La vacuna está disponible para todas las embarazadas en su comunidad. Ante cualquier duda, consulta con tu centro de salud.

En este artículo sobre la tos ferina y el embarazo:

¿Cómo se puede prevenir la tos ferina en el bebé lactante?

La tos ferina es una enfermedad altamente contagiosa y muy grave para los bebés lactantes.

La mejor forma de prevenirla es mediante la vacunación de la embarazada.

Las vacunas disponibles en España son la Boostrix y Triaxis, comercializadas respectivamente por Glaxosmithkline biologicals y Sanofi Pasteur.

La vacuna es totalmente segura en el embarazo y no produce ningún efecto secundario en el feto.

Si es cierto que, como en cualquier otra vacuna, puede producir molestias leves en la zona del pinchazo (dolor, enorjecimiento o inflamación) o producir fiebre.

¿Por qué se recomienda la vacuna de la tos ferina en el embarazo?

La vacuna de la tos ferina reduce en más de 80% las probabilidades de contagio de tos ferina en el bebé lactante hasta los 2 meses de vida, momento en el que recibe la primera dosis de la vacuna dTpa, que inmuniza contra la difteria, tétanos y tos ferina.

La pautas de vacunación en bebés es a los 2, 4, 6 y 18 meses. Antes de este periodo, no se puede vacunar a los recién nacidos.

Se recomienda administrar la vacuna en el tercer trimestre de embarazo, entre las semanas 27 y 36 de gestación.

Este periodo se ha demostrado como el más eficaz para transmitir las defensas contra la enfermedad al recién nacido.

De hecho, también se ha comprobado que los bebés recién nacidos de madres vacunadas tienen un mayor número de defensas que los que no lo están.

¿Se puede administrar la vacuna pasada la semana 37 de embarazo?

La vacuna puede administrarse igualmente, aunque no es la situación ideal.

La razón principal es que el cuerpo tarda 2 semanas en generar los anticuerpos.

Más allá de la semana 37 de embarazo, puede adelantarse el parto y no dar tiempo a que se transfieran las defensas al bebé recién nacido. 

¿En algún caso está contraindicada la vacuna en el embarazo?

Los especialistas señalan que la vacuna solo está contraindicada en caso de alergia a algunos de los componentes de la vacuna o de haber sufrido una reacción alérgica grave.

¿Es necesario volver a vacunarse a pesar de haber pasado la enfermedad?

Aunque la madre haya pasado la enfermedad en la infancia, sí es necesario volver a vacunarse nuevamente.

En los últimos años se ha comprobado una cierta reemergencia de cepas específicas de la bacteria B. pertussis que proporcionan cierta resistencia a las vacunas.

También se sabe que la inmunidad contra la enfermedad tiene una duración limitada.

Por esta razón, es necesario volver a vacunarse por cada embarazo de la mujer.

¿Es posible vacunarse frente a la tos ferina y gripe el mismo día?

No existe ningún inconveniente en recibir la vacuna de la tos ferina y de la gripe el mismo día.

La única indicación que debe seguirse es que cada vacuna debe ser administrada en un brazo diferente

Escucha el sonido de la tos ferina

El sonido de la tos ferina en un bebé lactante es muy característico y quizás asusta un poco. Nuestra intención no es asustarte, simplemente que sepas reconocerla. Escuha aquí el audio.

Nota de última hora

Esta información ha sido elaborada entre el jueves y viernes 4 de marzo de 2016, momento en que nos enteramos del fallecimiento de un bebé de 1 mes pese a que su madre estaba inmunizada de la tos ferina en la semana 26 de embarazo. Según la consellería de la comunidad valenciana, se trata de un caso excepcional. Desde aquí, aprovechamos para mandar nuestro más sincero pésame a la familia.

*Este artículo es divulgativo. En ningún caso sustituye la opinión de un médico. Para cualquier duda, consulta a tu especialista.