El calostro, ¿es suficiente para alimentar al bebé? Los primeros días de lactancia

63

Muchas madres se encuentran, en el inicio de la lactancia, con la duda de si el calostro es suficiente alimento para su bebé. Hasta que les sube la leche, se sienten muy angustiadas pensando que no están alimentando bien a su recién nacido. El asesoramiento por parte de profesionales es esencial para reducir esta angustia.

Durante el embarazo, muchas mujeres se preparan para la lactancia. Algunas leen libros sobre el tema, otras acuden a grupos de apoyo y asesoramiento, otras preguntan a mujeres que han amamantado a sus bebés…

En realidad, casi todas las madres se enfrentan a la lactancia con algún tipo de información e ideas sobre dar el pecho.

Estar informada es positivo y da seguridad a la hora de iniciar la lactancia. Sin embargo, la mayoría de las madres se encuentran con situaciones que no esperaban cuando comienzan a dar el pecho.

Una de ellas es qué hacer los primeros 3 ó 4 días tras el nacimiento del bebé, antes de que se produzca la subida de la leche.

Durante esos días, se supone que el recién nacido debe alimentarse con el calostro, que es el tipo de leche que se produce en esta fase inicial.

Sin embargo, a muchas madres les da la sensación de que sus bebés se quedan con hambre, que lloran y lloran porque tienen hambre.

El calostro, ¿es suficiente para alimentar al bebé?

Los especialistas en lactancia materna afirman que el calostro es una sustancia muy nutritiva, suficiente para alimentar al bebé hasta que se produce la subida de la leche y que no es recomendable en absoluto dar al bebé suplementos alimenticios (en condiciones normales).

Sin embargo, la angustia de la madre que piensa que el calostro no es suficiente puede ser considerable. Más aun cuando las abuelas y tías del bebé insisten en que éste tiene hambre, que la madre no tiene leche suficiente, etc.

Es importante tener en cuenta que es normal que la madre tenga miedo de no estar alimentando a su recién nacido adecuadamente.

La realidad es que algunas madres deciden dar suplementos alimenticios a su bebé hasta que les sube la leche. En algunos casos, después de esto, la lactancia se instaura bien y no pasa nada. Pero, en otros, esto supone condicionarse a una lactancia mixta o al fin prematuro de la lactancia materna.

No obstante, es esencial que el bebé mame para estimular la producción y subida de la leche. Por tanto, lo más aconsejable es que la madre se ponga a su bebé al pecho constantemente durante estos días.

Aun así, durante estos primeros días tras el parto, cuando todavía no se ha producido la subida de la leche, es muy positivo que las madres se asesoren con pediatras y matronas sobre cómo gestionar la lactancia. Esto les ayudará a reducir la angustia que les produce la creencia de que el calostro no es suficiente alimento para su bebé.