La listeriosis en el embarazo. Riesgos y precauciones para la embarazada

1114

La listeriosis es una enfermedad poco frecuente que, si se contrae durante el embarazo, pone en grave riesgo la vida del embrión, el feto y el bebé recién nacido. La bacteria que produce la listeriosis puede encontrarse en productos, especialmente de origen animal, que no hayan sido cocinados. Consulta en Elbebe.com los mejores consejos para prevenir la listeriosis en el embarazo.

La listeriosis es una enfermedad producida por la bacteria Listeria monocytogenes. Es una enfermedad poco frecuente, cuyos síntomas en un niño o adulto sano son leves y pasajeros.

Sin embargo, la listeriosis puede ser fatal si es contraída durante el embarazo ya que, en la mayoría de los casos, provoca un aborto espontáneo o el mortinato del bebé (nacimiento del bebé muerto).

Durante el embarazo, el sistema inmunitario de la mujer se debilita con el fin de favorecer el desarrollo del feto. Por ello, las embarazadas son más vulnerables a contraer la enfermedad de la listeriosis.

Consulta en este artículo los mejores consejos para prevenir la listeriosis durante el embarazo.

En este artículo sobre la listeriosis y el embarazo:

Causas de la listeriosis en el embarazo

La listeriosis se produce por la ingesta de algún producto contaminado con la bacteria Listeria monocytogenes.

Esta bacteria puede alojarse en productos «frescos», como la leche cruda o sus derivados (quesos frescos o productos lácteos artesanales), carnes crudas (embutidos caseros, carpaccios), pescados crudos (sushi) y, en ocasiones, verduras crudas.

La bacteria causante de la listeriosis se aloja, asimismo, en aguas y excrementos de animales, salvajes y domésticos.

La listeriosis ataca por igual al ser humano y a los animales, pero se contemplan ciertos grupos de riesgo, entre los que se cuentan las embarazadas (50% de los casos registrados de listeriosis), los fetos en desarrollo, los recién nacidos y los adultos con sistemas inmunitarios debilitados.

Riesgos de la listeriosis en la embarazada y el bebé

Los principales riesgos de contraer listeriosis durante el embarazo varían según el momento en que la embarazada se infecte por la bacteria.

Si la infección se produce en el primer trimestre de embarazo, las probabilidades de que ello dé lugar a un aborto son, tristemente, muy elevadas.

Los casos en que la infección se produce en el tercer trimestre de embarazo pueden terminar con mortinato (nacimiento del bebé muerto) o con graves problemas en el recién nacido.

Los bebés pretérmino o nacidos a término, que han conseguido sobrevivir a pesar de estar infectados por la bacteria, pueden presentar poco después de nacer un cuadro de septicemia, una infección severa del organismo del recién nacido.

El principal riesgo si se produce una septicemia en el recién nacido, es que la infección invada el sistema nervioso del bebé, causando meningitis o encefalitis al recién nacido.

La bacteria de la listeriosis también puede transmitirse al bebé durante el parto. Desgraciadamente, la mortalidad en bebés recién nacidos infectados por la listeria es muy elevada.

Síntomas en la embarazada y el recién nacido

Es difícil detectar la listeriosis por sus síntomas, ya que estos tardan en manifestarse y pueden confundirse con los de un catarro o una gripe.

Los síntomas de la listeriosis en la embarazada son: cansancio, dolor de cabeza, fiebre, dolor muscular y, en ocasiones, molestias gastrointestinales. Por ello, se recomienda a las embarazadas que acudan al médico si presentan alguno de estos síntomas durante más de 24 horas (especialmente fiebre), y desconocen la causa.

En el recién nacido, el síntoma más característico de la listeriosis es la falta de apetito.

Es imposible identificar un caso de listeriosis sin la ayuda de un análisis de sangre. Si estás embarazada, lo mejor que puedes hacer frente a la listeriosis es prevenir el contagio.

Cómo prevenir la listeriosis durante el embarazo

Evita los quesos frescos, los embutidos y el pescado crudo durante el embarazo. Cuece todos los alimentos: de ese modo, protegerás a tu bebé contra la bacteria de la listeriosis.

Frente a la bacteria de la listeriosis, lo mejor durante el embarazo es prevenir. Para prevenir la listeriosis hay que evitar ingerir alimentos crudos y, en general, desconfiar de los productos artesanales.

Si tomas leche, vigila que en el envase aparezcan las siglas UHT (Ultra High Temperature). Estas siglas significan que la leche ha sido sometida a un proceso de ultrapasteurización o uperización, por el que se eliminan un buen número de bacterias, entre las cuales se cuenta la Listeria.

Conviene que la embarazada emplee guantes si, por su trabajo o algún otro motivo, tiene que manipular excrementos de animales o permanecer cerca de los mismos.

Cocinar la verdura que vamos a tomar nos protege, asimismo, frente a la bacteria causante de listeriosis.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.