Deshidratación infantil: ¿Cómo reconocer que un niño se está deshidratando?

Deshidratación infantil: ¿Cómo reconocer que un niño se está deshidratando?


La deshidratación infantil es una alteración que se puede producir por distintas causas, como vómitos o diarreas. Los padres deben conocer los síntomas de la deshidratación para ponerle remedio cuanto antes. Suele tratarse fácilmente con soluciones de rehidratación oral. Si no se trata a tiempo, puede complicarse y tener consecuencias graves para el bebé o el niño.

Publicidad

Deshidratación de bebés y niños sintomas

La mejor forma de evitar la deshidratación es consumir líquidos frecuentemente

La deshidratación consiste en la pérdida excesiva de líquidos del cuerpo. El cuerpo de los bebés y niños se compone de más del 60% de agua.

Con la deshidratación no sólo se elimina agua, sino también electrólitos (sodio, potasio, cloro, calcio...). Es preciso mantener un equilibrio entre el contenido de agua y de electrólitos, es decir, entre el interior de las células y el ambiente del tejido que las rodea para que todo funcione normalmente.

Si se pierden muchos electrólitos y menos agua, se tendrá una deshidratación hipotónica.  Al contrario, la deshidratación será hipertónica si se pierde más agua que electrólitos. Ambas situaciones son graves en el caso de los bebés y niños.

  • ¿Por qué se produce la deshidratación infantil?

Las principales causas de pérdida de líquidos son:

Otras causas más raras son:

  • Sudoración excesiva (golpe de calor)
  • Eliminación excesiva de orina (tanto en la diabetes mellitus como en la diabetes insípida, aunque estas dos situaciones son excepcionales en bebés)
  • ¿Cómo se manifiesta?

Un bebé o niño que empieza a deshidratarse demuestra que tiene sed, llora y bebe con avidez casi cualquier líquido que se le ofrezca.

Si la deshidratación progresa, puede que tenga la fontanela y los ojos un poco hundidos. Seguramente su boca y su lengua estarán secas y ásperas.

Puede tener fiebre (por la propia deshidratación, independientemente de la causa que la produce).

En cuando a su comportamiento, un bebé deshidratado puede estar aletargado o por el contrario, estar muy excitable.

  • ¿La deshidratación infantil tiene tratamiento?

Si el bebé tiene vómitos y/o diarrea y alguno de los síntomas anteriores debemos empezar a darle líquidos. Lo mejor es recurrir a las soluciones de rehidratación oral (de venta en farmacias) y ofrecérselas poco a poco. No se recomienda utilizar otras soluciones caseras como infusiones o refrescos.

  • ¿Se puede complicar esta enfermedad infantil?

Si el bebé sigue perdiendo más líquidos de los que ingiere, la deshidratación puede empeorar y llegar a producir manifestaciones graves como convulsiones o coma.

Recuerda

Si el bebé está decaido o muy irritable, si no admite los líquidos, si tiene los ojos hundidos, los labios secos... debemos acudir al servicio de urgencias.


Artículos relacionados

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
CAPTCHA de imagen
Introduce los caracteres mostrados en la imagen.
Aceptar y enviar

Condiciones de Uso (Aviso legal)

No están permitidos los comentarios no acordes a la temática o que atenten contra el derecho al honor e intimidad de terceros, puedan resultar injuriosos, calumniadores, infrinjan cualquier normativa o derecho de terceros.

Elbebe se reserva el derecho a eliminarlos.

Comentarios