Salud¿Cómo prevenir ahogamientos en las piscinas? Claves de seguridad infantil

¿Cómo prevenir ahogamientos en las piscinas? Claves de seguridad infantil

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

Los niños pequeños y los adolescentes son los grupos de mayor riesgo de ahogamientos en piscinas. Para evitarlos, se recomienda acompañar y vigilar a los niños de cerca en el agua. Los niños pueden ahogarse en cuestión de segundos y en superficies con muy poca agua. ¡Toma nota de estos consejos!

En España, los ahogamientos son la segunda causa de mortalidad infantil evitable en menores de 14 años, después de los accidentes de tráfico.

Este tipo de accidentes suelen producirse con mayor frecuencia en piscinas particulares o en piscinas privadas en niños menores de 5 años.

En cambio, en niños más mayores (más de 14 años) el escenario cambia. Los lagos, ríos o canales son los lugares más frecuentes donde se producen los ahogamientos entre los adolescentes. Y estos accidentes además están asociados al consumo de alcohol.

Para evitar este tipo de accidentes, los pediatras recomiendan una serie de indicaciones. La más importante es no dejar nunca a un niño solo en el agua, por muy bien que sepa nadar o que parezca que no existe peligro.

Los niños pequeños pueden ahogarse con poca cantidad de agua. Por increíble que parezca 2 centímetros son suficientes para que el bebé o niño pueda ahogarse.

¡Ojo con los pozos! Pero también con las bañeras y las piscinas portátiles.

Las clases de natación y el aprendizaje de habilidades de supervivencia en el agua, pueden disminuir las tasas de ahogamientos en los niños. Pero esto no significa en ningún caso que los niños dispongan de una protección completa.

Te puede interesar  ¿Por qué es importante el screening metabólico en bebés y niños?

Existen estudios que afirman que iniciar las clases de natación entre los 1 y 4 años disminuyen los ahogamientos.

No obstante, pese a saber nadar, se hace necesaria la supervisión continua de un adulto. Si es en un recinto privado, más.

Y si en una piscina pública o comunitaria es necesario la presencia de un vigilante. Y además, en estos recintos, también se recomienda que estén cercados por completo y que la valla sea lo suficientemente alta para evitar que los niños puedan acceder a ella, saltando o trepando.

Las piscinas públicas o comunitarias también deben indicar la profundidad de cada área a lo largo de todo el perímetro.

Si la altura es inferior a 1,20 metros, está prohibido tirarse de cabeza. Si es superior a 1,80 metros se aconseja lo contrario. Los niños pequeños deben tirarse al agua de pie.

El entrenamiento en maniobras de técnicas de reanimación pulmonar, tanto de los padres como de los adolescentes y niños mayores, representa también una medida efectiva para evitar ahogamientos en el agua.

Técnica de reanimación pulmonar

Los desagües de las piscinas deben tener dispositivos de seguridad que eviten el atrapamiento de pelo o la succión.

También los expertos recuerdan que los flotadores hinchables no son recomendables para los niños, ya que no evitan los ahogamientos. Estos dispositivos deben utilizarse siempre bajo la vigilancia de un adulto. Los niños pequeños pueden voltearse y escurrirse.

En cambio, si navegamos por un río, mar, lago o en una embarcación, el chaleco salvavidas es un seguro para proteger la vida de nuestro hijo.

Fuentes consultadas

Te puede interesar  La insolación en bebés y niños: síntomas y tratamiento

*Este artículo es divulgativo. En ningún caso sustituye la opinión de un médico. Para cualquier duda, consulta a tu especialista.

*Imagen técnicas de reanimación pulmonar extraida del portal Educando

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados