¿Cuáles son los signos de la deshidratación en bebés y niños?

276

La deshidratación consiste en la pérdida excesiva de líquidos del cuerpo, de forma que la cantidad de líquidos que entra en el cuerpo es menor que la que sale. Si no se trata a tiempo, puede complicarse y tener consecuencias graves para el bebé o el niño.

La deshidratación infantil es una alteración que se puede producir por distintas causas, como vómitos o diarreas.

Los padres debemos conocer los síntomas de la deshidratación para ponerle remedio cuanto antes.

Suele tratarse fácilmente con soluciones de rehidratación oral.

El cuerpo de los bebés y niños se compone de más del 60% de agua.

Con la deshidratación no solo se elimina agua, sino también electrolitos (sodio, potasio, cloro, calcio…).

Es preciso mantener un equilibrio entre el contenido de agua y de electrolitos, es decir, entre el interior de las células y el ambiente del tejido que las rodea para que todo funcione normalmente.

Si se pierden muchos electrolitos y menos agua, se tendrá una deshidratación hipotónica.  Al contrario, la deshidratación será hipertónica si se pierde más agua que electrolitos. Ambas situaciones son graves para los bebés y niños.

  • ¿Por qué se produce la deshidratación infantil?

Las principales causas de pérdida de líquidos son:

Otras causas más raras son:

  • Sudoración excesiva (golpe de calor)
  • Eliminación excesiva de orina (tanto en la diabetes mellitus como en la diabetes insípida, aunque estas dos situaciones son excepcionales en bebés)
  • ¿Cómo se manifiesta?

Un bebé o niño que empieza a deshidratarse demuestra que tiene sed, llora y bebe con avidez casi cualquier líquido que se le ofrezca.

Si la deshidratación progresa, puede que tenga la fontanela y los ojos un poco hundidos. Seguramente la boca y la lengua estarán secas y ásperas.

Puede tener fiebre (por la propia deshidratación, independientemente de la causa que la produce).

En cuando a su comportamiento, un bebé deshidratado puede estar aletargado o por el contrario, estar muy excitable.

  • ¿La deshidratación infantil tiene tratamiento?

Si el bebé tiene vómitos y/o diarrea y alguno de los síntomas anteriores debemos empezar a darle líquidos. Lo mejor es recurrir a las soluciones de rehidratación oral (de venta en farmacias) y ofrecérselas poco a poco. No se recomienda utilizar otras soluciones caseras como infusiones o refrescos.

  • ¿Se puede complicar esta enfermedad infantil?

Si el bebé sigue perdiendo más líquidos de los que ingiere, la deshidratación puede empeorar y llegar a producir manifestaciones graves como convulsiones o coma.

Recuerda

Si el bebé está decaido o muy irritable, si no admite los líquidos, si tiene los ojos hundidos, los labios secos… debemos acudir al servicio de urgencias.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.