Reportaje II: Los padres sienten un gran vacío cuando regresan a casa sin el bebé prematuro

275

Los padres sufren cuando regresan a casa sin el bebé después de dar a luz. En las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales los bebés prematuros más graves permanecen en la incubadora bajo la vigilancia y el control de las enfermeras. El bebé puede pasar a otras unidades a medida que avanza y se recupera.

Una vez que el bebé prematuro supera las primeras horas de supervivencia, se inicia una nueva batalla de avances y retrocesos a los que hay que enfrentarse día tras día.

La familia regresa a casa sin el pequeño y ante esta situación, muchas madres experimentan un vacío indescriptible y les invade una enorme sensación de tristeza al haber dado a luz y tener que dejar solo al bebé en el hospital.

Daniel estuvo ingresado tres meses en el centro hospitalario. Durante ese tiempo, Javier y Ana -sus padres- establecieron turnos de mañana y tarde para no separarse de su lado. Estuvo en la incubadora conectado a un monitor que medía el estado del corazón, la frecuencia cardiaca, la temperatura, la tensión y la cantidad de oxígeno en sangre.

La razón principal de permanecer en la incubadora es que estos bebés tienen dificultades para controlar su temperatura debido a la extrema inmadurez de sus órganos y sistemas.

Los padres en el hospital:

La familia del bebé prematuro

Los hermanos suelen sentirse abandonados por la dedicación de los padres al bebé prematuro

A esta situación se sumaba la de tener otro hijo mayor que también requería atenciones y cuidados. A pesar de sentirse relegado desde el embarazo a un segundo plano, entendió perfectamente que sus padres tenían que estar pendientes de la recuperación de su hermano.

«Mi hijo al principio estaba molesto conmigo porque decía -«mamá siempre está mala»-. Es cierto que ya no le iba a buscar al colegio y no hacía los deberes con él. De alguna forma se sentía un poco desplazado, pero ahora estoy 100% otra vez con Javier. Al bebé le quiere y le protege porque sabe que es un niño que ha sufrido muchísimo«, relata su madre.

Los prematuros y bebés que nacen con problemas graves son atendidos en la Unidad de Cuidados Intensivos Neonatales (UCIN) de La Paz. En esta sección, los bebés son vigilados y controlados en cada una de las 23 incubadoras de que dispone el hospital.

El bebé puede pasar a otras unidades de Neonatología a medida que se producen avances en su estado. Además de la UCIN, existen otras tres áreas: la Unidad de Vigilancia Intensiva Neonatal (VIN) (15 incubadoras), la Unidad de Transición (10 incubadoras) y la Unidad de Cuidados Intermedios, también conocida como planta, (35 incubadoras). En estas unidades Daniel fue creciendo, engordando y superando cada obstáculo.

Las enfermeras vigilan a los bebés y apoyan a los padres

 El papel de las enfermeras, junto con el trabajo de los médicos, es fundamental en la recuperación de los prematuros. Al principio Daniel se alimentaba mediante sonda y cuando le bajaba la frecuencia cardiaca y la respiratoria, las máquinas advertían a los responsables de la unidad de que algo iba mal.

» Esto era lo que peor llevaba. Estaba a su lado observándole y la maquinita empezaba a sonar. Entonces llegaban las enfermeras, le daban un golpecito en la espalda y lo reanimaban. Me decían: no estés pendiente de la máquina, vete a verlo. Sin embargo, no podía evitarlo. El «pi,pi,pi» era una obsesión. La mayoría de ellas fueron encantadoras con nosotros ya que nos proporcionaron una ayuda, una atención, un cariño, una protección…«, subraya Ana.

Las enfermeras entienden perfectamente la situación de los padres, ya que son testigo de su tristeza cuando el bebé sufre una recaída y de su alegría cuando el bebé consigue nuevos logros. «Su función es cuidar, vigilar, tranquilizar, estimular, proporcionar alimentación y medicación al bebé y ayudar a los padres a entender las respuestas del niño y sus necesidades«, añade el doctor Pérez Rodríguez. También son las responsables de fomentar la lactancia materna y el método canguro.

Cuidados individualizados del prematuro en el hospital

En el Hospital de La Paz los cuidados de los bebés prematuros son cada vez más individualizados

La recuperación completa de los prematuros depende también en gran medida del contacto físico y emocional con sus padres. Por esta razón, las Unidades de Cuidados Intensivos Neonatales permiten la entrada a los padres. Antiguamente, el único contacto que tenían con el bebé era a través de un cristal. Se pensaba que, dada su enorme inmadurez, estarían expuestos a más infecciones.

Sin embargo, se ha comprobado que el contacto con los padres no es perjudicial para la salud del bebé sino todo lo contrario. Ahora los progenitores pueden entrar siempre que quieran para estar cerca de su hijo. «A la hora de sacar adelante a un prematuro, son tan importantes las más avanzadas tecnologías y terapias como los buenos cuidados. Aunque el trabajo es cada vez más técnico, también es más humano, tanto para el niño como para los padres y los profesionales«, señala María Jesús Pascau, enfermera supervisora de neonatología del Hospital de La Paz.

Los profesionales de La Paz saben que los bebés y los padres sufren mucho en el hospital. Por esta razón las prácticas son cada vez más individualizadas y personalizadas en función de la idiosincrasia de cada niño. A los bebés se les cuida con mucho mimo y cariño: se les acaricia y cambia de postura cuando están incómodos y se trata de disminuir el dolor de las pruebas lo máximo posible.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.