Embarazo8 consejos para conducir en el embarazo

8 consejos para conducir en el embarazo

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

Conducir durante el embarazo no está contraindicado. Sin embargo, se recomienda evitarlo a partir del sexto mes de embarazo. Recuerda que el uso del cinturón de seguridad es obligatorio y que debes extremar las precauciones por tu seguridad y la del feto.

Al quedarte embarazada por primera vez, te surgirán muchas dudas sobre los cambios que van a producirse en tu cuerpo y cómo van a afectar a tu rutina diaria.

Una de las preguntas que te harás es si puedes seguir conduciendo durante el embarazo. Y si al hacerlo, estás poniendo en riesgo la seguridad de tu bebé.

Conducir en el embarazo no está contraindicado. Sin embargo, es fundamental extremar las precauciones y seguir una serie de recomendaciones sobre la conducción durante la gestación.

Para la embarazada, se hace más incómodo conducir a medida que avanza la gestación. Sobre todo, a partir del segundo trimestre de embarazo y hasta el final de la gestación debido al aumento del volumen del abdomen y a la disminución de espacio entre el volante y el asiento.

Para seguir poniéndote al volante de tu coche minimizando los riesgos, la empresa compramostucoche.es ha recopilado algunas indicaciones que detallamos a continuación.

8 consejos para conducir en el embarazo

1. Adapta la distancia entre el volante y el asiento

Desde el primer día que conduzcas embarazada, deberás ajustar la distancia entre el asiento del conductor y el volante.

La separación que aconsejan los expertos se sitúa en torno a los 25 cm.

Te puede interesar  Los niños de 1,35 metros o menos tienen que viajar en el asiento trasero del coche

2. Evita, más que nunca, las maniobras bruscas

Las maniobras bruscas pueden hacerte perder el control del vehículo y aumentar el riesgo de accidente.

Conduce de forma relajada, evita los movimientos bruscos y descansa frecuentemente.

No te arriesgues a perder el control de tu vehículo y tener una colisión que podría provocarte algún daño o simplemente estrés a tu bebé.

3. Utiliza el cinturón de seguridad adecuadamente

En España, el uso del cinturón es obligatorio, según el art. 117 del Reglamento General de Circulación.

Por esta razón, tendrás que prestar especial atención a su colocación.

El cinturón de seguridad debe colocarse siempre, independientemente si somos el copiloto  o si somos nosotros los que conducimos.

  • Hay que evitar las holgaduras en las bandas del cinturón.
  • La banda inferior se sitúa por encima del abdomen, ajustándose lo máximo posible a la parte ósea de las caderas y nunca por encima de la barriga.
  • La banda diagonal debe colocarse entre los pechos, cruzando uno de los hombros, sin rozarlo. 

La DGT lo explica detalladamente con la siguiente imagen:

Uso cinturón en el coche durante el embarazo

 

4. Mantén una postura correcta

Conduce con la espalda erguida, ayudándote del respaldo, que debe colocarse lo más recto posible.

5. Controla la duración de tus viajes

Durante el embarazo, la circulación sanguínea se ve afectada y estar sentada durante largas horas no resulta muy aconsejable, pues favorece el riesgo de trombosis.

Por eso, si te dispones a realizar un viaje largo, haz muchas pausas y bebe agua frecuentemente para mantener una correcta hidratación.

6. No desconectes el airbag

En contra de lo que mucha gente opina, el airbag no es peligroso para las mujeres embarazadas.

Te puede interesar  ¿Cuándo aparecen náuseas, mareos y vómitos en el embarazo?

Al activarse, se hincha a la altura de la cabeza y el pecho sin afectar al vientre.

Mantener una distancia adecuada es suficiente precaución.

7. No conduzcas en la recta final de tu embarazo

Si puedes evitarlo, es preferible que no conduzcas más allá del sexto mes.

En el tercer trimestre, el cuerpo de la mujer ha cambiado significativamente y el gran tamaño del vientre, junto con la hinchazón principalmente en miembros inferiores,  dificultan la conducción.

Por este motivo, se recomienda que en la recta final del embarazo las mujeres viajen como pasajeras en el asiento trasero.

8. No conduzcas en caso de complicaciones en el embarazo

Si sufres contracciones, alteraciones del embarazo o riesgo de parto prematuro no conduzcas.

Coger el coche podría constituir un riesgo para ti y para tu bebé. ¡Es preferible que lo evites!

¡Recuerda!

La DGT nos recuerda que:

  • En caso de accidente, por leve que sea, acude al ginecólogo lo antes posible para descartar complicaciones.
  • El riesgo de parto prematuro se multiplica por dos durante las 48 horas siguientes al accidente.
  • Los accidentes en coche pueden desencadenar desprendimiento de placenta, hemorragias, aborto, parto prematuro o lesiones fetales.

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados