Cambios en la embarazada en el segundo trimestre de embarazo

24

En el segundo trimestre de embarazo desaparecen algunas molestias del principio, como la constante sensación de cansancio y, a menudo, las náuseas y vómitos. Muchas mujeres reconocen sentirse más fuertes y positivas en este período. Además, notarás por primera vez los movimientos de tu futuro bebé. Puede que padezcas ardor de estómago o congestión nasal.

Entre el cuarto y el sexto mes de embarazo, el feto pasa de medir 16 cm a 32 cm y de pesar en torno a 135 g a pesar unos 750 g.

Además, al término de este trimestre, su rostro está casi acabado y su actividad es mucho mayor.

Ya conoces el sexo de tu futuro bebé y puedes sentir sus movimientos, por lo que durante estos tres meses soñarás de noche y de día con tu hijo.

Aunque puede que sufras algunas molestias, como acidez de estómago o congestión nasal, estos meses tus niveles hormonales se habrán ajustado y te sentirás más tranquilia e ilusionada.

Además, es probable que te sientas mucho más guapa que el trimestre anterior y de mejor humor. Algunas mujeres experimentan un aumento de la libido durante este trimestre, aunque también puede surgir un temor infundado a dañar al feto durante las relaciones sexuales.

Cambios físicos en el segundo trimestre de embarazo

Los cambios físicos son ya evidentes para todos. El talle de la mujer desaparece porque aumenta el tamaño del abdomen y se hace necesario empezar a aumentar la talla de la ropa.

Puede que su postura también cambie por una alteración en su centro de gravedad, ya que soporta más peso en la parte delantera del cuerpo.

La mujer comienza a sentir a su bebé, al principio en forma de pequeñas burbujas y, después, incluso de patadas. Además, se encuentra mucho más activa y fuerte, sobre todo porque han desaparecido las náuseas, los mareos y la sensación de cansancio. Es posible que surjan algunas molestias como catarros, ardores de estómago, digestiones más pesadas, estreñimiento o congestión nasal. No son preocupantes, aunque se debe consultar con el médico y, en ningún caso, automedicarse.

Puede aparecer la línea nigra, una línea oscura que va desde el ombligo hasta el vello púbico y que desaparece después del parto. Esta línea marca la separación de los músculos abdominales para acomodar el aumento del tamaño del útero.

Las manchas en la cara llamadas también cloasma o máscara del embarazo se deben a una mayor pigmentación de la piel debida a la acción de las hormonas del embarazo. Suelen aparecer especialmente en el puente de la nariz, las mejillas y el cuello, y se oscurecen con la exposición al sol, por lo que se recomienda el uso de una crema de protección solar. Se desvanecen normalmente tres meses después del parto.

Durante este segundo trimestre la mujer por lo general aumenta unos 4 kilos de peso, de los cuales sólo uno corresponde al feto. El resto se reparte entre la placenta, el líquido amniótico, el útero, los pechos, el aumento del volumen de la sangre y la grasa materna.

Cambios psíquicos en el 2º trimestre de embarazo

Durante este periodo la mujer se sentirá más serena y positiva porque los niveles hormonales tienden a estabilizarse. La mujer se siente bien, aunque se pregunta si volverá a recuperar su figura. El tiempo parece pasar muy deprisa y sueña con su hijo por las noches.

Algunas mujeres experimentan un aumento de la libido debido a los mayores niveles hormonales y al hecho de que el cuerpo se encuentre más sensible al tacto. Aunque también puede ocurrir que sientan un rechazo hacia las relaciones sexuales. Esta situación suele ser pasajera y desaparece tras el parto.