¿Por qué algunos bebés no quieren estar en su cuna?

609

Muchos bebés rechazan quedarse en su cuna o en el cuco del cochecito. Reclaman estar en contacto cercano con sus madres casi permanentemente. Esta situación puede llegar a ser muy preocupante para algunos padres. Sin embargo, esta reacción del bebé es perfectamente normal, no tiene relación con ninguna alteración o problema del bebé.

Durante el embarazo los futuros padres piensan a menudo cómo será la vida con el bebé. Se crean ilusiones y expectativas, muchas veces basadas en experiencias cercanas: cómo son los bebés de familiares y amigos cercanos.

Cuando se acerca el momento del parto, los padres compran el mobiliario y demás artículos que creen que va a necesitar su bebé. Preparan con emoción la ropa, la cuna, el cochecito, el cambiador y demás objetos que creen que necesitarán cuando el bebé nazca.

Tener todo preparado ofrece seguridad a los futuros padres. Sin embargo, cuando el bebé llega a casa es el momento en el que se ve qué necesita el bebé de verdad y, en ocasiones, algunos de los artículos que se habían preparado con tanta ilusión sobran y faltan otros que no se esperaba.

Esto sucede muchas veces con la cuna y el cochecito. Hay muchos bebés que rechazan quedarse en su cuna y en el cuco del cochecito. En cuanto sus padres les dejan dormiditos en la cuna o en el cuco, los bebés se despiertan abruptamente y lloran. No paran de llorar hasta que sus padres les cogen de nuevo en brazos.

Para muchos padres esto resulta inesperado. No estaba dentro de sus expectativas que su bebé no quisiese estar en la cuna bajo ningún concepto. Esto puede llegar a generar mucha preocupación a los padres, que se preguntan por qué su bebé no quiere quedarse en la cuna, cómoda, bonita, bien preparada…

Muchas veces los padres llegan a plantearse si es que su bebé no se encuentra bien o le pasa algo fuera de lo normal debido a esta reacción de rechazo a la cuna.

Pues bien, en realidad, a estos bebés no les pasa nada malo, simplemente están reaccionando a una situación nueva que no les gusta.

¿Por qué algunos bebés rechazan estar en su cuna?

El bebé recién nacido ha pasado 9 meses dentro del útero materno, escuchando el latido del corazón de su madre, su voz cuando ella habla, mecido en el líquido amniótico, a una temperatura cálida y confortable. Es un ambiente en el que el bebé se siente seguro y protegido. Pero cuando nace, el bebé llega a un ambiente completamente diferente.

Por el día, el ruido ambiental, el movimiento a su alrededor y el estar en brazos de su madre, pueden ofrecer al bebé la sensación de seguridad, protección y confort que tenía en el útero materno.

Sin embargo, por la noche, el ambiente se vuelve silencioso, lleno de calma y soledad. Muchos niños no aceptan esta sensación nueva de silencio y falta de movimiento. Por eso no pueden quedarse en su cuna, lejos de sus padres. Esto les da miedo y por eso lloran reclamando la presencia paterna.

Esto es un mecanismo instintivo ancestral del ser humano. El bebé humano posee períodos breves de sueño profundo y períodos más largos de sueño superficial. La proporción de sueño superficial es mucho mayor que la de sueño profundo en el tiempo total de sueño del bebé.

Esto es una estrategia natural de supervivencia que les permite reaccionar ante cualquier estímulo potencialmente peligroso mientras duermen, avisar al adulto mediante el llanto y recibir la protección que necesitan.

Para muchos bebés, quedarse solos, sin estar en contacto físico con su madre, se percibe como un estímulo potencialmente peligroso. De ahí la reacción de llorar hasta conseguir la protección que los brazos de su madre le aportan.

Así pues, esta reacción indica que el bebé es un bebé sano, capaz de poner en marcha sus mecanismos naturales orientados a la supervivencia. El rechazo a la cuna no indica, para nada, que el bebé tenga ningún tipo de alteración o problema.

Los padres de bebés que rechazan estar en su cuna deben ponerse en el lugar de su hijo, adoptar una actitud empática y dar respuesta a lo que el pequeño está reclamando de una manera ajustada a sus necesidades familiares. El colecho o el uso de portabebés (un fular, una bandolera…) suelen ser buenos aliados para responder a las necesidades de estos pequeños.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.