Roscón de Reyes: ¿cómo prepararlo?

29

El Roscón de Reyes es un dulce típico del día de Reyes. En su forma original, este dulce se preparaba sin relleno. Hoy es frecuente encontrarlo con nata o moka en su interior. Suele contener un haba o una pequeña sorpresa. Se dice que la persona que la encuentre en su porción tendrá mucha suerte durante el resto del año. No obstante, en algunas zonas implica pagar el roscón o invitar a algo al resto de comensales. ¿Quién será este año el afortunado?

Ingredientes

Masa madre

  • 75 gr de harina
  • 20 gr de levadura prensada
  • 32 gr de leche tibia

Masa

  • 175 gr de harina
  • 1 pizca de sal
  • 2 huevos
  • Ralladura de limón
  • Ralladura de naranja
  • 15 gr de agua de azahar
  • 1 pizca de vainilla en polvo
  • 1 unas gotas de ron
  • 55 gr de manteca
  • 45 gr de azúcar
  • Frutas confitadas  

Equipamiento

  • Batidora
  • Bol
  • Bandeja
  • Horno

Roscón de Reyes casero paso a paso

Primero precalentamos el horno a 180º C. Diluimos la levadura en leche tibia y mezclamos los 75 gr de harina hasta formar una masa. Una vez hecha, la dejamos reposar 30 minutos. ¡Ya tenemos lista la masa madre!

Ahora mezclamos la masa anterior con los 175 gr de harina, los huevos, las ralladuras de limón y de naranja, el agua de azahar, la vainilla, el ron y la sal y amasamos todo durante 8 minutos a velocidad suave con la batidora. 

A continuación, añadimos la manteca y el azúcar. Batimos a más velocidad durante 8 minutos. Transcurrido este tiempo, sacamos el preparado de la amasadora y dejamos reposar durante otros 30 minutos. 

Ahora amasamos de nuevo, le vamos dando forma de roscón e introducimos un haba o sorpresa en el interior. Ponemos encima de la placa del horno y dejamos reposar otros 15 minutos. 

Con un huevo batido, pintamos el roscón y decoramos con trozos de fruta y azúcar mojado con agua, para darle ese aspecto escarchado. 

Introducimos en el horno a 180 º C de temperatura y dejamos hornear la masa durante 20 minutos. ¡Y listo!

Ya tenemos nuestro Roscón casero de Reyes. ¿A quién le habrá tocado la sorpresa?