Problemas de visión en la infancia. Entrevista al Dr. Enrique Santos Bueso

202

En elbebe.com charlamos con el Dr. Enrique Santos Bueso, especialista en Neurooftalmología y Oftalmología infantil, sobre cuestiones relacionadas con la vista de los bebés y niños. En este artículo podrás informarte sobre la primera visita del bebé al oftalmólogo, cuáles son los problemas de la vista más habituales en la infancia o a qué edad es aconsejable el uso de gafas en niños pequeños.

Pregunta: En función de la edad, desde que nace el bebé hasta los 5 años, ¿quién es el profesional encargado de realizar una revisión ocular a nuestro hijo?

Respuesta: Desde el momento del nacimiento el pediatra es el profesional encargado de realizar las revisiones y los controles periódicos del bebé. Además de la exploración inicial en el momento del nacimiento, la primera revisión suele producirse entre los 15 días y el primer mes de vida y se recoge información sobre antecedentes familiares además de explorar al bebé. En el primer año de vida mediante el Programa de Salud Infantil el pediatra revisa al bebé periódicamente a los dos, cuatro, seis y doce meses de vida aproximadamente.

P: ¿Cuándo se recomienda visitar al oftalmólogo por primera vez?

R: Si el bebé tiene antecedentes familiares de patología ocular como glaucoma congénito o catarata congénita, debe realizarse la exploración cuanto antes para descartar estas patologías. Si no presenta estos antecedentes, el pediatra deriva al oftalmólogo cuando detecta algún tipo de patología en las revisiones periódicas. Si el niño está sano, se recomienda la primera revisión a partir de los cuatro años de vida pues ya colaboran para valorar la agudeza visual y test de visión binocular.

P: ¿Cuáles son los problemas de visión más habituales en la infancia?, ¿son graves?, ¿qué hay que hacer?

R: Los problemas de visión más frecuentes son en primer lugar los defectos de refracción como miopía, hipermetropía y astigmatismo. En segundo lugar estaría el estrabismo. Realmente no son graves si se diagnostican a tiempo y se tratan. En el caso de los defectos de refracción hay que prescribir la corrección óptica adecuada y vigilar periódicamente. En el caso del estrabismo hay que tratar cada caso individualizado con cirugía si es preciso.

P: ¿Qué tipo de pruebas se realizan a los niños para detectar problemas de visión?

R: Disponemos de varios métodos para valorar la agudeza visual del paciente en función de su edad. Normalmente los niños colaboran a partir de los cuatro años pues ya conocen letras, números o dibujos. En edades inferiores disponemos de test como visión preferencial o estereopsis, que nos orientan sobre la agudeza visual del paciente.

P: ¿Cuáles son las señales de alarma de que un niño no ve bien?

R: Los padres con más hijos pueden darse cuenta del comportamiento del niño y sospechar alguna patología. En la guardería o el colegio los profesores también son buenos aliados para su control. Las señales de alarma son que el niño no se comporta correctamente, presenta cefaleas o curiosamente, que en el colegio se distrae y no presta la suficiente atención.

P: ¿A qué edad se recomienda el uso de gafas?

R: Se recomienda su uso en el momento en que el paciente las necesite. Hay niños pequeños que ya precisan corrección. Normalmente es necesario que el bebé se mantenga sentado para el uso adecuado de la corrección, para poder tener bien colocadas las gafas.

P: ¿Qué tipo de gafas son más adecuadas para los niños?, ¿cuándo se aconseja el uso de lentillas?

Recomendamos un cristal grande para que el niño no mire por encima de la montura, haciendo inservible la corrección al pasar más tiempo sin ella.

R: Cualquier tipo de gafa es adecuada ya que lo importante es la corrección óptica adecuada. En los bebés suelen recomendarse las monturas de una sola pieza de silicona pero en los más mayores es la preferencia de los padres e incluso del niño el criterio principal. En cuanto a las lentillas ocurre como con las gafas, es decir cuando el niño las necesite. Se recomienda de todas formas que el niño sea más mayor para que se haga responsable de su mantenimiento, higiene y uso adecuado de las mismas.

 

P: ¿Cuáles son las consecuencias de ver la televisión demasiado cerca y a qué distancia se recomienda verla?

R: No está demostrado en la actualidad que exista ninguna consecuencia. Muchos niños se acercan a la televisión o al escribir o pintar porque les llama la atención los colores o porque ven mejor. Recomendamos una distancia prudencial para ver la televisión, pero realmente no se ha demostrado que se produzca ninguna consecuencia para la salud ocular.

P: ¿Puede afectar a la vista el uso de consolas, PCs y demás aparatos electrónicos?

R: No hay ninguna evidencia de que produzcan daño ocular. Pueden producirse conjuntivitis irritativas por exposición con síntomas como picor, escozor y ojo rojo. Además podrían generarse alteraciones del comportamiento por el hecho de pasar mucho tiempo sin relacionarse con los demás niños, pero es muy relativo. Realmente no está demostrado que se produzca ningún daño visual por el uso de estos aparatos.

Pruebas de vista para bebés y niños

Para medir la vista de los bebés y niños, los oftalmólogos utilizan diferentes paneles, conocidos como optotipos, basados en formas e imágenes. Este tipo de optotipos se utiliza cuando los niños todavía no saben leer. A continuación os mostramos algunos de estos curiosos paneles.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.