El uso excesivo de pantallas en niños de 2 a 3 años y su impacto sobre la salud

41

Según un estudio publicado por The Lancet Child and Adolescent Health, el uso excesivo de pantallas en niños de 2 a 3 años provoca un impacto sobre su salud física, sumándose a otros efectos negativos relacionados con el aprendizaje y el sueño.

Los resultados de esta investigación señalan que los niños de 2 a 3 años que pasan más de tres horas ante una pantalla realizarán menos actividad física a los 5 años. Esto significa que el tiempo de exposición a las pantallas influye sobre futuros hábitos saludables de los niños y fomenta el sedentarismo.

Este estudio de The Lancet se suma a las recomendaciones de la OMS sobre el tiempo que deben pasar ante una pantalla los niños menores de 5 años.

El uso de pantallas está cada vez más extendido en todas las franjas de edad, especialmente en la infancia y adolescencia.

El uso excesivo de pantallas en niños se ha relacionado con determinados problemas de salud. Supone un importante factor de riesgo de la obesidad y afecta al desarrollo cognitivo del niño.

Leer más en La exposición de los niños a las pantallas: efectos y recomendaciones sobre su uso

Existen numerosos estudios sobre el uso de las pantallas y sus efectos sobre los niños en edad escolar y en los adolescentes. Pero hasta ahora se había dedicado escasa atención al impacto del uso de pantallas en niños menores de 5 años.

Primer estudio sobre los efectos del uso de las pantallas en niños y su actividad física futura

Este trabajo realizado por The Lancet es el primero que estudia los efectos del uso de las pantallas sobre la actividad física diaria de los niños en edad preescolar.

La investigación, realizada a 500 niños en Singapur, se centra en determinar si usar pantallas durante tres horas al día o más afecta a la salud futura de los niños de 2-3 años. Especialmente sobre los efectos sobre su actividad física a los 5 años. También estudiaba sus efectos sobre los patrones de sueño del niño.

La conclusión: los niños de 2 a 3 años que pasan más de tres horas al día frente a una pantalla son menos activos a los 5,5 años que los niños que estuvieron expuestos solo una hora o menos.

Es necesario por tanto limitar la exposición de los niños pequeños a las pantallas a una hora o menos al día. Esto favorecería un estilo de vida más saludable en etapas posteriores de su infancia.

¿Cómo se realizó el estudio sobre el uso de pantallas de los niños y su actividad física?

En primer lugar, se pidió a los padres que controlarán el tiempo que dedicaban sus hijos a:

  • los videojuegos
  •  los ordenadores
  • los dispositivos móviles (teléfono móvil y tableta)

Estos hábitos se registraron a los dos años y también a los tres años. A los 5 años los niños utilizaron un monitor de actividad de forma continuada durante 7 días. Este dispositivo controlaba el sueño, el sedentarismo, la actividad física leve y la actividad física moderada o intensa.

Los resultados del estudio sobre el uso excesivo de pantallas y la actividad física de los niños de 2 a 3 años

Los resultados mostraron que:

  • Los niños que participaron en el estudio dedicaron una media de 2,5 horas al día delante de las pantallas entre los dos y los tres años.
  • El dispositivo más utilizado fue la televisión con más tiempo de visionado.
  • Solo una pequeña proporción de los niños siguieron las recomendaciones de la OMS de exposición a las pantallas de una hora al día o menos.
  • Los niños que habían usado pantallas durante 3 o más horas al día entre los 2 y los 3 años pasaban sentados 40 minutos más al día cuando alcanzaban los 5 años, con respecto a los habían estado expuestos 1 hora al día o menos.

El estudio presenta no obstante algunas limitaciones. Por un lado, la falta de rigor de los padres al registrar el número de horas que sus hijos estaban frente a una pantalla. Por otro, a la hora de evaluar los resultados no se tuvieron en cuenta otros hábitos saludables que influyen en la salud física de los niños como la dieta o la calidad del sueño.

Pero al margen de estas limitaciones, este estudio señala la importancia de establecer estrategias para limitar el uso de las pantallas en los primeros años de vida y aconseja realizar más estudios sobre este tema.

Recomendaciones de la OMS sobre el uso de pantallas en niños y actividad física

En 2019 un comité de expertos de la OMS elaboró nuevas directrices para niños menores de 5 años sobre actividad física, sedentarismo y sueño.

Los expertos se centraron en los efectos sobre la salud de los niños pequeños relacionados con:

  • Una mala calidad de sueño
  • el tiempo dedicado al uso las pantallas
  •  el tiempo que están sujetos en sillas y carritos

Estudiaron asimismo los beneficios del aumento de los niveles de actividad en los niños pequeños sobre la salud física y mental y para prevenir la obesidad infantil. El tiempo que los niños dedican a la televisión, la tableta o los móviles no lo están utilizando para realizar otras actividades físicas o a dormir.

La recomendación de la OMS es clara: Para crecer sanos, los niños menores de cinco años deben pasar menos tiempo ante las pantallas o sujetos en carritos y asientos, dormir mejor y jugar más.