1 de cada 3 mujeres tiene problemas asociados al suelo pélvico

758

El embarazo y el parto pueden debilitar los músculos del suelo pélvico y tras el parto provocar en ocasiones incontinencia urinaria o molestias durante las relaciones sexuales. También en algunos casos puede causar prolapso vaginal. Para prevenir estos problemas, es fundamental ejercitar el suelo pélvico con los famosos ejercicios de Kegel antes, durante y después del embarazo o con otros ejercitadores antes de la gestación o pasada la cuarentena.

Un estudio realizado por investigadores del Kaiser Permanente, publicado en Obstetrics and Gynecology, señala que 1 de cada 3 mujeres tiene alguna alteración del suelo pélvico.

El suelo pélvico es un conjunto de músculos localizados en la parte inferior del abdomen y delimitados por huesos (ilíacos, sacro y coxis), ligamentos (uterosacro y sacrococcígeo), articulaciones (sacroilíacas, sacrococcígea y sínfisis púbica) y otros músculos.

Se trata de músculos flexibles, formados por fibras de colágeno, que se adaptan a los movimientos y a los cambios posturales. Ejercen una importante función de sostén de órganos tan importantes como el útero, la vejiga y el recto, sosteniéndolos en contra de la ley de la gravedad.

¿Qué ocurre cuándo el suelo pélvico se debilita?

Cuando estos músculos se debilitan, se producen importantes trastornos funcionales como:

  • Incontinencia urinaria. La incontinencia urinaria es la imposibilidad de retener la orina. Estos «escapes» se producen cuando nos reimos, saltamos, tosemos o estornudamos. Las mujeres somos más propensas a sufrirlos que los hombres, ya que la uretra femenina es más corta. Otros elementos que influyen en este problema son el peso, la tos crónica, los cambios durante el embarazo, las lesiones derivadas del parto o la menopausia.
  • Prolapso genital. El prolapso genital es el desprendimiento o caída de los órganos genitales. Esta situación se produce cuando el suelo pélvico está muy debilitado y no consigue realizar su función principal: sostener órganos como el útero o la vejiga. De forma que caen hacia abajo, llegando a asomarse por la vagina. Existen diferentes grados.
  • Molestias durante las relaciones íntimas. Cuando el suelo no tiene la tensión correcta y está debilitado, las relaciones sexuales pueden convertirse en dolorosas. En cambio, cuando el suelo pélvico está tonificado, las relaciones íntimas de pareja son mucho más satisfactorias.

¿Cómo afecta el embarazo y el parto al suelo pélvico?

Durante el embarazo y el parto, el suelo pélvico suele verse afectado por las siguientes circunstancias:

  • La acción de las hormonas del embarazo. Durante el embarazo, la musculatura pelviana se relaja, haciéndose más elástica, debido a la acción de las hormonas del embarazo.
  • El peso del feto durante el embarazo. Conforme avanza el embarazo, el feto aumenta de peso y de tamaño. De modo que el feto empuja hacia abajo la vejiga, uretra y los músculos de la pelvis.
  • El paso del feto por el canal de parto. Se sabe que un perímetro craneal superior a 35 cm afecta al suelo pélvico.
  • El tipo de parto que se haya realizado a la madre. La episiotomía, el uso de fórceps o un expulsivo superior a 15 minutos afectan al suelo pélvico.

¿Pueden prevenirse los problemas del suelo pélvico?

Sí. Los problemas del suelo pélvico pueden prevenirse de diferentes formas.

Existen algunos ejercicios que pueden practicarse antes del embarazo, durante el embarazo y después del parto, pasada la cuarentena.

Ejercicios durante el embarazo

Los ejercicios de Kegel fueron ideados por el Dr. Arnold Kegel para fortalecer los músculos del suelo pélvico.

Estos ejercicios consisten en contraer y relajar el músculo pubococcígeo para aumentar la fuerza y resistencia del suelo pélvico.

Ejercicios antes del embarazo y después del parto

Antes del embarazo y después del parto, pasada la cuarentena, se puede realizar la gimnasia hipopresiva.

También pueden utilizarse diferentes tipos de ejercitadores, como las bolas chinas, el ejercitador Kegel Laselle o el KegelSmart.

Bibliografía sobre suelo pélvico:

Cristina de Martos. Ejercicios para favorecer el suelo pélvico. Consultado el 06 de marzo de 2014. www.elmundo.es/elmundosalud/2008/02/29/mujer/1204299144.html.

Kaiser Permanente. Prevalence and Co-Occurrence of Pelvic Floor Disorders in Community-Dwelling Women. Obstetrics & Ginecology: March 2008 – Volume 111 – Issue 3 – pp 678-685. Obtenido el 06 de marzo de 2014.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.