Gimnasia hipopresiva en el postparto

23

La gimnasia abdominal hipopresiva se basa en contraer los músculos del abdomen con ayuda de la respiración. Tiene como objetivo distender al máximo las costillas, usando los músculos intercostales, e introducir el diafragma por debajo de las costillas. Fortalece el abdomen y en especial, el suelo pélvico, por lo que es muy eficaz y apropiada después del parto.

Cada vez más hay más mujeres que realizan gimnasia abdominal hipopresiva.

La gimnasia abdominal hipopresiva es un ejercicio que se basa en contraer los músculos del abdomen de una forma determinada, con ayuda de la respiración. Siempre debe realizarse con la ayuda de un profesional.

Los ejercicios de gimnasia hipopresiva tienen como objetivo distender al máximo las costillas, usando los músculos intercostales, e introducir el diafragma por debajo de las costillas.

Este tipo de gimnasia fortalece considerablemente el abdomen y en especial, el suelo pélvico, por lo que está muy indicada para la recuperación de la mujer después del parto.

 Puede realizarse en cualquier momento de la vida, pero es especialmente eficaz para la recuperación postparto, ya que la musculatura está muy dañada en esta fase.

Es una técnica de fisioterapia cuyo objetivo es tonificar y reforzar los músculos abdominales y el suelo pélvico, trabajando los músculos desde el interior.

Por ser unos ejercicios muy específicos, siempre es necesario la ayuda de un profesional que controle perfectamente la técnica.

Ayuda a prevenir o mejorar la incontinencia urinaria después del parto.

También se utiliza para tratar algunas patologías, como, por ejemplo, disfunciones sexuales que pueden producirse después del parto.

Es muy eficaz para reducir el prolapso uterino y para la recuperación de operaciones abdominales o ginecológicas, por ejemplo, cesáreas.

Está contraindicada durante la gestación, puesto que puede provocar contracciones uterinas y desencadenar un parto prematuro.

Sólo si se ha trabajado con esta técnica antes del embarazo, se pueden realizar algunos ejercicios en el momento del parto para facilitar la dilatación y ayudar a la expulsión del bebé.

¿Cómo se realiza la gimnasia abdominal hipopresiva?

Siempre se trabajan los músculos en apnea respiratoria, es decir, mientras se expulsa el aire de los pulmones.

Ésta es una de las ventajas de esta técnica porque se evita el aumento de presión que se produce con los ejercicios abdominales clásicos.

¿Cuándo se puede practicar la gimnasia abdominal hipopresiva?

La forma de realizar los ejercicios depende de si la mujer está dando el pecho o no.

  • Si la mujer no da de mamar, puede empezar a realizarlos a partir de las ocho semanas después del parto.
  • Si la madre da de mamar es conveniente que espere a que pasen dieciséis semanas. Esto se debe a que durante la lactancia aumenta la prolactina y se produce una reducción de los estrógenos. Esto relaja las fibras del suelo pélvico, por lo que disminuye la eficacia del ejercicio.

¿Cuántas sesiones se recomiendan?

Los ejercicios se pueden practicar individualmente o en grupos reducidos, pero siempre con la supervisión de un profesional, ya que es un tipo de gimnasia muy específico.

Los profesionales especializados en gimnasia hipopresiva recomiendan realizar dos sesiones a la semana, con un mínimo de diez sesiones.

A partir de entonces, las mujeres deben practicar los ejercicios 20 minutos al día, aproximadamente.

En 6 meses se ven los resultados.

¿Por qué se recomienda la gimnasia abdominal hipopresiva?

Además de sus ventajas para la salud, con esta disciplina se reduce el volumen abdominal, lo que añade a esta práctica un valor estético.

Una vez dominada la técnica, puede practicarse toda la vida.

La gimnasia hipopresiva abdominal es una práctica muy recomendable durante toda la vida, pero es especialmente efectiva después del parto.