Vitaminas y minerales para prevenir la anemia y el raquitismo del bebé prematuro

24

Los bebés prematuros o pretérmino pueden presentar anemia durante su primer año de vida, por lo que el médico les recetará un suplemento de hierro. Los análisis de sangre resultan imprescindibles para controlar las reservas de hierro del bebé a lo largo de su primer año. También es frecuente que se les prescriba un suplemento de vitamina D para prevenir el raquitismo.

Durante su primer año de vida, el bebé prematuro necesita unos cuidados especiales. En casa, será necesario administrarle vitaminas y minerales para prevenir algunas enfermedades asociadas a su desarrollo.

La anemia, por ejemplo, es frecuente entre los bebés prematuros. Dado que las reservas de hierro se acumulan a lo largo del último trimestre de embarazo, los bebés prematuros suelen presentar bajos niveles de ferritina.

El raquitismo es otro de los trastornos que puede afectar al prematuro durante su crecimiento, debido al elevado consumo de calcio y fosfato que se produce en esta etapa. Para prevenir las deformaciones óseas que resultan del raquitismo, al bebé prematuro habrá que darle vitamina D durante su primer año de vida.

En este artículo sobre las vitaminas y minerales del bebé prematuro:

Prevenir la anemia en el bebé prematuro

Muchos bebés prematuros padecen anemia a partir de los 2 meses de vida. Esto es debido a que el bebé prematuro debe fabricar rápidamente hematíes, pero carece de reservas de hierro.

Si el bebé prematuro ha recibido transfusiones de sangre previamente, tiene algo más de hierro de reserva. Pero los bebés prematuros a quienes no se haya transfundido o los que hayan sido tratados con eritropoyetina, necesitarán suplementos de hierro durante casi todo su primer año de vida.

Conviene hacer algunos análisis de sangre de control y determinar no sólo el nivel de hierro, la hemoglobina y el hematocrito, sino también la ferritina, que indica el estado de las reservas de hierro.

El hierro se dará al bebé en forma de gotas. Para ajustar la dosis hay que recordar que algunos alimentos aportan cantidades extra de hierro.

Prevenir el raquitismo en el bebé prematuro

Una vez han superado sus problemas médicos, los bebés prematuros empiezan una etapa de crecimiento acelerado. En el hospital habrán recibido leche con suplementos de calcio y fósforo.

Desde que cumplen 15 días de vida, se les dará además un suplemento de vitamina D (400 U.I. al día) para prevenir el raquitismo. Los bebés prematuros deberán tomar este suplemento hasta cumplir un año de edad.

Los bebés que hayan pesado menos de 1.000 gramos, o los «grandes prematuros», deberán vigilarse más estrechamente. Cuando sea posible, conviene que los bebés tomen el sol o paseen al aire libre puesto que la luz solar es otra fuente natural de vitamina D.