Recetas para Todos los Santos: ricos y sabrosos Buñuelos de Viento

20

Se acerca noviembre y con ello el día de Todos los Santos. Cada 1 de noviembre las familias se reúnen para recordar a los que ya no están. Es una ocasión ideal para que disfrutéis juntos de esta tradicional receta: los Buñuelos de Viento. ¡Seguro que os encantarán a todos!

Edad recomendada

  • A partir de los 18 meses del bebé

 Ingredientes

  • 125 gr de harina
  • 250 gr de agua
  • 30 gr de mantequilla
  • Una cuchara de azúcar
  • 1/2 sobre de levadura
  • 4 huevos
  • Piel de limón rallada
  • Sal
  • Aceite para freir

Equipamiento

  • Cazo
  • Cuchara de madera
  • Sartén
  • Fuente de cerámica

Tiempo aproximado

  • El tiempo aproximado de elaboración es de 40 minutos.

Elaboración

Primero ponemos a calentar en un cazo la mantequilla, el agua, la sal y la ralladura de limón. Cuando empiece a hervir añadimos la harina y la levadura, bajamos un poco el fuego y removemos hasta conseguir una pasta sin grumos. Retiramos el cazo del fuego y dejamos enfriar.

Una vez fría la masa, vamos incorporando los huevos uno a uno. Este paso es muy importante porque no podemos añadir el huevo siguiente hasta que el anterior no esté perfectamente mezclado con la masa. Esta operación se repite con cada huevo.

Una vez preparada la masa, la dejamos en reposo un par de horas en la nevera. 

Pasado ese tiempo, ponemos a calentar una sartén con abundante aceite a fuego medio, no muy fuerte, y vamos depositando cucharaditas de masa. Si queremos les podemos dar un poco de forma con la mano. 

Incorporadas las bolitas de masa en la sartén, éstas se van hinchando poco a poco. Recomendamos que para que no se peguen unas con otras, dejemos suficiente espacio entre ellas.

Pasados unos minutos, les damos la vuelta para que sigan hinchando por el otro lado.

Se retiran los buñuelos de la sartén y se depositan sobre una bandeja con papel absorvente para retirar el exceso de grasa.

Dejamos enfriar y espolvoreamos con una cucharada de azucar glass.

Los buñuelos ya están listos para comer. ¡Qué aproveche!