La parafimosis en bebés y niños ¿cómo se resuelve?

67

La parafimosis es la inflamación de la punta del pene. Se produce por la manipulación del prepucio retirándolo hacia atrás. Esta alteración es muy dolorosa para el bebé o el niño que la padece. Si se produce, los padres debemos tranquilizar al niño, darle un analgésico y tratar de quitar la compresión. A veces es mejor acudir al Centro de Salud para ello.

La parafimosis es la inflamación de la punta del pene cuando el prepucio se queda enrollado en la base del glande e impide la circulación de la sangre.

El glande se pone rojo e inflamado y produce dolor.

La parafimosis ocurre cuando se manipula el prepucio retirándolo hacia atrás y luego no se vuelve a poner en su sitio.

A veces, han sido los padres (muchas abuelas y algunos pediatras lo recomiendan) los que lo hacen. Y, cuando el niño se hace mayor, puede hacerlo él mismo.

¿Cómo se manifiesta la parafimosis?

El niño se quejará de dolor. Veremos la punta del glande roja, brillante e inflamada y una zona estrecha en su base, donde el prepucio enrollado comprime el glande.

¿Qué tenemos que hacer?

Tranquilizar al bebé, darle un analgésico (sirve paracetamol o aspirina) y procurar quitar la compresión, o sea, intentar desplegar el prepucio.

Será más fácil con una crema lubricante (vaselina o similar).

Si no podemos hacerlo en casa, acudir a un centro sanitario.

¿Es necesaria la cirugía?

Es excepcional. En ocasiones, hace falta una pequeña operación de urgencia, para evitar que la punta del glande se quede sin sangre y pueda sufrir necrosis.