El parto en casa: ¿es seguro?

101

Cada vez son más las mujeres que deciden dar a luz en sus casas. La intimidad, confianza y respeto que obtienen en su propio hogar hacen que muchas mujeres deseen parir en su domicilio. No obstante, muchas personas tienen miedo de no poder recibir en casa la asistencia médica que puedan necesitar. Sin embargo, se ha demostrado que el parto en casa es tan seguro como el parto hospitalario.

En el mundo occidental, hasta principios del siglo pasado, casi todos los partos se realizaban en casa, con ayuda de una matrona y normalmente, de alguna mujer de la familia.

Actualmente, se está renovando el interés por parir en casa. Las mujeres desean vivir con naturalidad el nacimiento de su hijo y que su llegada al mundo sea lo menos traumática posible.

Para poder realizar el parto en casa sólo es necesario que la madre y el feto estén sanos. Partiendo de esa base, durante el embarazo, la mujer debe ponerse en contacto con un equipo médico (matrona o matrona y ginecólogo) que puedan realizar el parto en el domicilio.

Durante el embarazo se realizan a la embarazada los controles habituales. La mujer debe seguir realizando su vida normal durante el periodo preparto (moverse, caminar, etc.) . Cuando se acerca el momento de la expulsión y las contracciones son más fuertes, la matrona o el ginecólogo estarán presentes para ayudar al parto.

Los profesionales que asisten los partos en casa han sido formados específicamente para desarrollar este trabajo. Por otra parte, al encontrarse en un ambiente familiar y relajado, la mujer podrá seguir el proceso con más atención y comodidad.

¿El parto en casa es seguro para la madre y para el bebé?

Durante el parto en casa, la matrona o el ginecólogo pueden proporcionar cuidados médicos básicos, si son necesarios, en caso de distocia de hombros, hemorragia posparto o desgarros vaginales. Pero, normalmente, no suele haber complicaciones.

Si existe algún indicio de riesgo, el profesional que atiende el parto en casa, puede aconsejar el traslado de la madre a un hospital. Este hospital estará previamente informado de que el ginecólogo o la matrona han comenzado el parto en casa.

También debe estar previsto el medio de transporte de la parturienta, en caso de necesidad. Suele realizarse en un vehículo propio o de servicio público (taxi), ya que no es necesario, normalmente, recurrir a una ambulancia.

El parto en casa tiene éxito en 8 de cada 9 casos. Sólo en unos pocos casos es necesario el traslado al hospital.

El parto en casa es muy favorable para la madre y el bebé porque aporta un ambiente de tranquilidad y familiaridad que reduce el estrés de la madre y el niño. La madre no se siente presionada, está entre personas queridas y vive el momento como algo agradable para ella y para su hijo.

Para el bebé es muy positivo porque después del parto no se le separa de su madre, no se corta bruscamente el cordón umbilical y se le permite adaptarse poco a poco al mundo al que acaba de llegar.

Hay defensores y detractores del parto en casa, pero se ha demostrado que este tipo de parto no es más arriesgado que los hospitalarios, evita intervenciones innecesarias y contribuye al bienestar de la madre y el hijo, por lo que puede recomendarse si la madre lo desea, es apta para ello y se rodea de un equipo de profesionales adecuado.

En España, el parto en casa no está cubierto por la Seguridad Social, a diferencia de otros países. Su coste actual es de 2.000 euros, aproximadamente.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.