5 carnavales para no perderse con niños

20

El carnaval se celebra de diferentes formas en algunos puntos de España. En este artículo hacemos un recorrido por los carnavales más originales de nuestro país. Descubre cómo se celebra el Carnaval en Cádiz, el Carnaval de Santa Cruz de Tenerife, el Carnaval de Verín, el Carnaval de Águilas o el Carnaval de Lantz.

Existen algunas fiestas de carnaval que son especiales por cómo se celebran o por las historias que se crean alrededor de estos festejos.

En esta ocasión aprovechamos para hacer un pequeño repaso por los carnavales más conocidos de España, como los de Cádiz y Santa Cruz de Tenerife, y aquellos que no lo son tanto como los de Verín (Ourense), Águilas (Murcia) o Lantz (Navarra). ¿Todavía no los conoces? Descubre qué puedes hacer con los niños.

  • Cádiz: El Carnaval de Cádiz es uno de los más famosos del país y también del mundo. Durante estos días, la ciudad acoge a cientos de miles de visitantes que celebran las fiestas en calles y plazas. Todo el mundo quiere vivir en primera persona las chirigotas, las comparsas, los cuartetos y los coros, asi como divertirse con los ingeniosos y originales disfraces de los gaditanos. Para más información: www.andalucia.org
  • Santa Cruz de Tenerife: Imprescindible este carnaval de fama mundial, que sigue de cerca a Río de Janeiro en el top 10 de las fiestas paganas. Las carrozas dejan boquiabiertos a los visitantes con una lluvia de luz y color a su paso. El entierro de la sardina, el acto más reseñable de la semana, marca la mitad de las fiestas. Mientras duren, podrás bailar cada día en las calles de la ciudad al son caribeño de las agrupaciones musicales y rondallas que animan las fiestas. Para más información: www.carnavaltenerife.es
  • Verín (Ourense): En este municipio se celebra un carnaval («Entroido» en gallego) declarado de Interés Turístico por su particular modo de celebrarlo y su estética variopinta y tradicional. El personaje principal es el «Cigarrón», que se viste con una máscara y un traje elaborado de forma artesanal, que pesa 17 kg. El Cigarrón sale a la calle y con un látigo simula azotar a la gente que contempla el espectáculo. Durante la celebración también es habitual embadurnar con harina al público que no participa en el desfile mientras se escucha el sonido de bombos, tambores y diferentes objetos de percusión. También es tradición tomar productos de la matanza, como el chorizo y postres típicos como las filloas (especie de crepes) y orejas (dulce parecido a las torrijas). Esta celebración también se realiza con otros personajes (el Vergalleiro, el Pantalla…) en otros municipios gallegos como Xinzo de Limia, Sarreaus, Laza, Vilariño de Conso, Manzaneda y Viana. ¿Te animas a visitar este municipio con niños en carnaval? Para más información: www.carnavaldeverin.com
  • Águilas (Murcia): La originalidad de los Carnavales de Águilas reside en los cascarones. Durante las semanas anteriores a las fiestas las familias de la localidad guardan las cáscaras de los huevos usados casi enteras para después, los días de fiestas, llenarlas de confeti. Así, la cuidad se ve sacudida de colores durante los días de fiesta. Los niños disfrutarán viendo la ciudad desaparecer bajo estos estallidos de color. Para más información: www.carnavaldeaguilas.org
  • Lantz (Navarra): En Lantz puedes vivir el carnaval rural de mayor tradición. Cuando cae la noche, las calles de esta localidad al norte de Navarra se llenan de personajes de leyenda. Y es que el malvado bandido Miel Otxin es perseguido por el pueblo. Su desfile es acompañado por Ziripot, un hombre bonachón y gordinflón hecho con sacos rellenos de helechos y heno; Zaldico, un caballo bravío que arremete contra él hasta tirarlo al suelo; los Arotzak, que portan martillos y tenazas y corren tras el Zaldico para herrarlo; y los Txatxos, que enfundados en pieles de animales y armados con palos y escobas, gritan mientras hostigan a todos los presentes. Para más información: www.turismo.navarra.es