El Servicio de Pediatría del Hospital Clínico San Carlos instala tableros antibacterianos

28

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid es el primer centro sanitario de España en instalar tableros decorativos antibacterianos en su área de pediatría. Estos tableros eliminan y evitan la proliferación de bacterias como Staphyloccocos o Escherichia Coli. Y proporcionan a los niños un entorno más acogedor.

Los hospitales suelen ser para padres y niños lugares fríos. Sus blancas paredes, sus largos pasillos y su escasa decoración pueden afectar al estado de ánimo de nuestros hijos cuando tienen que ocupar durante un tiempo estas estancias.

Para evitar esta situación y proporcionar a los niños un entorno más cálido y seguro, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid acaba de instalar tableros decorativos antibacterianos.

Estos tableros protegen a los niños frente a bacterias frecuentes, como Staphyloccocos o Escherichia Coli y eliminan las bacterias en el 99,9% de los casos. Pero además, gracias a su aspecto, estos tableros convierten este espacio en un lugar más agradable para nuestros hijos.

El Hospital Clínico San Carlos de Madrid se convierte en el primer centro sanitario en España en probar este material. En concreto, se han instalado tableros antibacterianos en 6 salas del centro hospitalario, dedicadas a la Consulta de Alta Resolución de Atención Integral del Niño y Adolescente Asmático.

Esto ha sido posible gracias a un proyecto de colaboración entre el hospital madrileño San Carlos y la empresa TAFIBRA, fabricante de este material. Dicha empresa, a través de su proyecto de responsabilidad social corporativa, se compromete a instalar y suministrar de forma gratuita los tableros de madera reciclada, conocidos como So Caring. En este proyecto también ha participado la empresa Rosound SA, encargada del mecanizado de los paneles.

La eficacia de los paneles antibacterianos está testada y comprobada científicamente, entre otros organismos por SGS Institut Fresenius (Alemania) y el Laboratorio de Biotecnología de la Universidad Católica Portuguesa, de acuerdo con las normas europeas en vigor.

De esta forma, el Servicio de Pediatría del hospital Clínico San Carlos ha logrado transformar un entorno frío en un lugar más humano y acogedor para los niños.

Desde hace años, este centro hospitalario cuenta con otros servicios que favorecen el bienestar emocional de los niños ingresados, como ciberaulas y espacios que permiten realizar diferentes actividades, como danza, expresión corporal, cuentacuentos o actividades psicomotrices. También, desde el año 2000, los ‘doctores Sonrisa’, de la Fundación Theodora, intentan arrancar a padres y niños una gran sonrisa, haciendo así su estancia más llevadera.