Sanidad descartó vacunar a los menores de 14 años sanos frente a la gripe A

32

Los grupos de riesgo que recibieron la vacuna de la gripe A fueron las embarazadas, los enfermos crónicos, el personal sanitario y de servicios esenciales, como fuerzas de seguridad del Estado, bomberos y protección civil. Los bebés y niños mayores de seis meses que tuvieran alguna patología previa también serán objeto de vacunación.

Los consejeros de sanidad de todas las comunidades autónomas se reunieron con la Ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, en agosto de 2009 para definir las nuevas bases de actuación frente a la pandemia de gripe A.

En la reunión, que duró cinco horas, se estableció de forma conjunta los grupos de riesgo que recibirán la vacuna y se analizó la posibilidad de modificar el calendario escolar.

Además todas las comunidades han decidido adelantar, de mutuo acuerdo, el calendario de vacunación frente a la gripe estacional, aunque ésta no previene la gripe A.

Sanidad también señaló que ha decidido ampliar su reserva de vacunas a un 60% frente al 40% incial e indicó que habrá vacunas para todas las personas que lo necesiten.

El Gobierno, además, insistió en lanzar un mensaje de tranquilidad a la población y recomendó actuar con normalidad frente a la «nueva gripe».

Los bebés y niños mayores de seis meses con alguna patología previa recibirán la vacuna frente a la gripe A

Las embarazadas, los enfermos crónicos, el personal sanitario y de servicios esenciales, como fuerzas de seguridad del Estado, bomberos y protección civil, son los grupos de riesgo que recibirán la vacuna frente al virus de la gripe A (H1N1).

En cuanto a los niños se descarta vacunar a los menores de 14 años, al contrario de lo que estaba previsto en un momento inicial. Esta decisión ha sido tomada por la Comisión Nacional de Salud Pública, que representa a todas las comunidades autónomas, siguiendo las recomendaciones de la Unión Europea.

El motivo principal es que la incidencia de la enfermedad en los niños está siendo leve. Hasta el momento, el grupo más afectado es el de los «adultos jóvenes».

La Ministra de Sanidad, Trinidad Jiménez, señaló que no se descarta vacunar a más colectivos -incluídos los niños- dependiendo de la evolución de la enfermedad y de lo que que diga la comunidad científica sobre la gripe A.

En este sentido los que sí van a recibir la vacuna frente a la «nueva gripe» son los bebés y niños mayores de 6 meses con alguna patología previa.

El curso escolar empezará en las fechas previstas que determina cada comunidad autonóma

El curso empezará con normalidad a partir de septiembre en función del calendario escolar de cada comunidad autónoma. Navarra, que un principio preveía la vuelta al colegio de forma escalonada, también iniciará las clases de forma habitual.

El Ministerio de Sanidad, que también se reunió con los diferentes consejeros de Educación, señaló que no hay motivos sanitarios, ni epidemiológicos para retrasar el inicio del curso escolar por la gripe A.

Los expertos indican que alterar las clases no previene el contagio entre los niños. En estos momentos, la Comisión de Salud Pública está elaborando una guía de recomendaciones para responder frente a posibles brotes de gripe A que puedan surgir en las escuelas.

Los consejeros de educación también han propuesto crear una comisión de seguimiento en los centros escolares sobre la evolución de la nueva gripe.

Las CC.AA adelantan la vacunación frente a la gripe estacional para evitar coincidir con la de la gripe A

Los responsables de cada comunidad autónoma también han decidido, de forma conjunta, adelantar el calendario de vacunación frente la gripe estacional, aunque ésta no previene el virus de la gripe A (H1N1), para evitar coincidir con la vacunación de la gripe A.

Los grupos de riesgo, que señalamos a continuación, recibirán las vacunas de forma gratuita en los centros de salud de cada comunidad. El período de vacunación se inicia el 15 de septiembre hasta la primera semana de octubre.

En este caso son las personas mayores de 65 años, las personas con alguna patología que pueda agravar la enfermedad, las mujeres embarazadas, el personal de servicios, niños y niñas a partir de los 6 meses con enfermedades metabólicas o cardiovasculares, como displasia bronco-pulmonar,  asma, diabetes, o anemias, entre otras.