Acoso escolar o bullying: ¿Qué hacer si nuestro hijo es acosado o… acosador?

618

El acoso escolar, también conocido por el término inglés «bullying», es un fenómeno de violencia entre compañeros de la misma edad. Puede ser violencia física (empujones, tortas…), verbal (insultos, desprecios…) o psicológica (ignorar o manipular a una persona, hacerle el vacío, miradas de desprecio o desvalorizaciones). Pero, ¿qué podemos hacer los padres para ayudar a nuestros hijos ante estos sucesos? En Elbebe.com te lo contamos.

El «bullying» es el término inglés que hace referencia al español «acoso escolar». Se llama así a cualquier forma de maltrato físico, verbal o psicológico que se produce entre iguales.

Podemos comprobar con frecuencia que los niños son chinchosos y envidiosos entre sí. Es algo innato, el propio instinto de supervivencia les lleva a ser competitivos. Pero esto no debería derivar en una crueldad innecesaria hacia los otros. En ocasiones, sin ser conscientes, los padres fomentamos este comportamiento en casa. Los padres usamos la comparación -con amigos, primos o hermanos- para conseguir que nuestro hijo se haga responsable de determinadas tareas. Lo más beneficioso, sin embargo, sería potenciar los puntos fuertes de nuestro hijo para que se sintiera capaz de superar nuevos retos.

Si a una dinámica familiar competitiva o basada en la comparación con el otro se le añade el hecho de que el niño tiene una baja autoestima, pueden aparecer las complicaciones. Una baja autoestima junto con una tendencia del niño a responder de forma agresiva cuando se siente atacado es el caldo de cultivo para obtener como resultado un niño acosador que desvaloriza y desprecia a otros. Una baja autoestima junto con una tendencia a responder ante las adversidades de forma pasiva, convierte al niño en el blanco del acoso de otros.

En este artículo sobre acoso escolar:

¿Qué hacer si nuestro hijo es acosado?

Podemos sospechar que nuestro hijo está siendo víctima de acoso cuando presenta un estado de ánimo bajo o deprimido, cuando tiene cambios de humor frecuentes o desproporcionados o bien notamos que su comportamiento ha cambiado radicalmente a partir de un determinado momento. ¿Qué podemos hacer entonces?

  • Trabajar en su autoestima. Repetirle con frecuencia las cosas que hace bien y guiarle y apoyarle en aquellas que no consigue.
  • Dotarle de habilidades sociales, en especial, fomentar su asertividad. Que sea capaz de expresar lo que le gusta y afirmarse en lo que hace, sobre todo, cuando se relaciona con otros niños.
  • Permitir al niño que exprese su rabia o frustración. Tal vez, en casa no le estamos permitiendo que exprese agresividad bajo ninguna forma y siempre es necesario saber defender los propios derechos frente a otros sin necesidad de avasallarlos.
  • Hablar con el niño sobre lo que está sucediendo. Que sepa que puede y debe pedir ayuda y contar con nosotros cuando lo necesite.
  • Intervenir lo menos posible con sus compañeros o con el acosador. Sólo en los casos más graves: cuando el niño presenta labilidad emocional (se echa a llorar con facilidad), se muestra deprimido o hay connotaciones sexuales (normalmente niños que tocan a niñas). En estos casos se hace necesaria la intervención de otros adultos, como el profesor, tutor, padres de los otros niños o de algún psicólogo en los casos más graves.

¿Qué hacer si nuestro hijo es acosador?

Podemos sospechar que nuestro hijo es acosador si en casa tiende a enrabiertarse excesivamente, hecha la culpa de todo lo que sucede a otros y sus respuestas, por lo general, son agresivas. ¿Cómo actuar frente a esto?

  •  Aunque a primera vista no lo parezca, su autoestima es también baja y su forma de no sentirse mal es despreciando a otros. Necesitamos potenciarla reforzando lo que hace bien frente a lo que hace mal.
  • Trabajar sus habilidades sociales, en especial la empatía (ponerse en el lugar del otro) y la aceptación de los propios errores.
  • Dotarle de herramientas para que pueda manejar su ansiedad de una forma menos agresiva. Enseñarle que hay otras maneras de responder cuando se siente atacado: puede intentar acudir a algún adulto que le ayude a mediar en las situaciones, contar hasta diez antes de responder, aprender a desfogar la tensión acumulada mediante, por ejemplo, actividades deportivas.
  • En estos casos, sí es recomendable la intervención a nivel escolar. Es decir, hablar con sus profesores o tutores así como el psicólogo escolar para actuar de manera coordinada.
Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.