Mensajes para las Generaciones Futuras

27

Consulta nuestra cápsula del tiempo y participa enviándonos tus mensajes para tus hijos, tus nietos, las generaciones futuras.

Recientemente, desde Elbebe.com, con motivo del Día Mundial de la Filosofía, que se celebró el 15 de noviembre, pedimos a padres y madres que dejaran un mensaje para sus hijos y sus nietos, las generaciones futuras.

¿Qué habrá cambiado dentro de… 50 años? Como padres, nuestra piel estará más arrugada, nuestro pelo más canoso, tendremos mucha más experiencia, nuestros hijos se harán mayores y también se convertirán en… padres, nos harán abuelos.

Nuestros nietos vivirán en un entorno diferente al nuestro. Pero, ¿cómo será?, ¿qué habrá cambiado?, ¿qué objetos se considerarán reliquias retro? Por ejemplo, los ordenadores de mesa, quizás. La forma de comunicarnos habrá experimentado grandes cambios: estaremos cada vez más interconectados, viviremos en un mundo cada vez más global. ¿Habrán cambiado nuestros valores? ¿Tendremos más tiempo para cuidar de nuestra familia? ¿Seguirán existiendo desigualdades? ¿Estaremos preparados para comprender lo que viene? 

Si queréis participar en nuestra particular cápsula del tiempo, envíadnos un correo electrónico a info@elbebe.com poniendo en el asunto «Mensajes para las Generaciones Futuras». Nuestros padres ya han empezado a reflexionar sobre estos temas y queremos compartir con vosotros sus mensajes.

Mensajes para las Generaciones Futuras

Sandra Bautista Salazar

«Hoy 20 de Noviembre del 2012 he descubierto que dentro de 50 años habrán cambiado muchas cosas, la ciencia y la tecnología habrán logrado infinidad de adelantos, pero lo que no podrán cambiar es la lealtad y fidelidad de la familia, porque creo que es lo único con lo cual siempre vamos a contar. Todo lo demás cambiará, modas se irán otras vendrán, pero lo que en verdad quedará es el hombro de nuestra familia cuando necesitemos a alguien en quien descansar o una mano amiga para levantarnos, y por qué no, también para celebrar nuestros triunfos. Por eso, en la medida que ustedes puedan, luchen para que el vínculo familiar siempre exista.»