¿Por qué los niños que cocinan comen mejor? Beneficios para los niños

212

Diferentes estudios señalan que los niños que ven o ayudan en casa a cocinar comen mejor y se sienten más realizados que los que no lo hacen. Por esta razón, si te preocupa la alimentación de tus hijos, ¡anímales a cocinar!

Cocinar es un excelente ejercicio para desarrollar la creatividad: elegir los alimentos, combinarlos, cocinarlos y presentarlos de forma apetitosa en la mesa. ¡Todo un arte! Pero el hecho de cocinar también aporta numerosos beneficios a los niños cuando son ellos los que participan en la elaboración de los platos. Cocinar ayuda a adquirir hábitos saludables, mejora la autoestima y favorece el desarrollo psicomotor de nuestro pequeño chef.  

Hasta no hace mucho, la cocina era territorio exclusivo de los adultos. Los padres no dejaban cocinar a sus hijos por seguridad para evitar accidentes con el fuego, el aceite caliente o los cuchillos. Y lo cierto es que hay que enseñar a los niños a manipular ciertos elementos potencialmente peligrosos, o alejarlos de su alcance si los niños son muy pequeños.

Pero nuestros hijos son como esponjas y aprenden rápido. «Hay que confiar en los niños y en sus capacidades, explicándoles bien los riesgos y cómo deben hacer las cosas, pero dejándoles que ellos mismos vean que con cuidado, son capaces de cocinar como sus mayores«, explica Paloma Montón, propietaria de La Cocinita de Chamberí, la primera tienda en ofrecer alimentos ecológicos y cursos de cocina para bebés y niños en Madrid.

En los últimos años, el miedo a que los niños cocinen se ha ido perdiendo. Cada vez más familias piden la ayuda de sus hijos para cocinar, y les enseñan a hacerlo. «Los padres ya saben que involucrar a los niños en la cocina es beneficioso, y que la mejor manera es dejarles que se pongan hasta arriba, que se manchen, toquen todo, experimenten y se diviertan, porque la diversión es el mejor camino para el aprendizaje«, añade Paloma.

En este artículo:

¿A qué edad se recomienda dejar cocinar a los niños?

No existe una edad ideal determinada.

Los niños pueden empezar a cocinar desde pequeños, cuanto antes mejor. Cuando son muy pequeñitos pueden empezar por cosas sencillas, como untar mantequilla, romper la cáscara de un huevo, machacar algunos alimentos, decorar los platos, etc. Y poco a poco ir avanzando en la cocina realizando acciones más complejas. De esta forma, los niños adquieren el gusto por preparar sus propios platos y por disfrutar de lo que ellos mismos han preparado. 

Montón también lo tiene claro: «Es bueno que desde bebés estén en contacto con frutas y verduras frescas, con la comida en general, que jueguen con ella, que la manipulen, la aplasten, se manchen… . Comer es algo que hacemos tres o cuatro veces al día ¡durante toda la vida! Sin embargo nadie nos enseña a cocinar a no ser que aprendamos por nuestra cuenta… . ¡No tiene sentido! En nuestra opinión, cuanto antes empiecen a cocinar, mejor«.

¿Cuáles son los beneficios de la cocina para los niños?

Diferentes estudios realizados por expertos en alimentación infantil señalan que los niños que ayudan a cocinar, comen mejor. Y más verduras, fundamentales en nuestra dieta, debido a su bajo contenido en grasas y azúcares y a su gran aporte de vitaminas, minerales y fibras. Pero éste no es el único beneficio. Los niños que cocinan también se sienten mejor, mucho más satisfechos e independientes.

Los niños que cocinan comen más verduras

Un estudio reciente realizado por el Centro de Investigación Nestlé, con sede en Lausana (Suiza), señala que los niños que ayudan a elaborar sus propias comidas ingieren más cantidad de verdura que aquellos que no están involucrados en la preparación de los platos.

Los expertos pidieron a un grupo de 47 padres con hijos de edades comprendidas entre los 6-10 años que elaborasen un plato con diferentes ingredientes, entre ellos pollo empanado, ensalada, coliflor y pasta. La mitad de los niños se involucró en la preparación de los alimentos mientras la otra mitad se dedicó a jugar mientras sus padres cocinaban.

Los expertos observaron que los niños que habían ayudado a cocinar habían comido mucha más verdura que los que no lo habían hecho. «Los resultados sugieren que la participación de niños en la preparación de alimentos puede ayudar a desarrollar hábitos alimentarios saludables y aumentar el consumo de vegetales» afirma la Dra. Klazine Van Der Horst, la nutricionista que ha dirigido el estudio.

Los niños que cocinan son niños más positivos

El estudio realizado por los expertos del Centro de Investigación Nestlé también constató que los niños que habían participado en las labores de cocina se mostraban más satisfechos, orgullosos e independientes. Esto parece indicar que los niños que cocinan también son niños mucho más positivos.

Otro estudio, realizado por la Universidad de Colorado y publicado en Journal of Nutrition Education and Behavior, también señala que el hecho de cocinar mejora las habilidades sociales. Los expertos evaluaron a 178 niños. Algunos recibieron clases de cocina en el colegio y degustación de los productos y otros solo degustación.

Para los primeros esta experiencia resultó una tarea agradable, se sentían satisfechos y consideraban que habían mejorado sus habilidades sociales a diferencia de la impresión que transmitió el grupo que solo participó en la degustación, que fue la contraria.

Los niños que cocinan son más conscientes de lo que comen

Aprender a cocinar permite que los niños descubran de dónde viene cada alimento, en qué temporadas se puede encontrar cada fruta u hortaliza, qué proceso pasan los alimentos antes de cocinarlos y comerlos, qué propiedades aporta cada alimento, etc.  «No recibimos ninguna formación en nutrición, es decir, no sabemos lo que debemos comer, ni qué nutrientes aporta cada alimento. No tiene sentido que algo tan importante para nuestra salud sea tan ignorado. ¡Creo que la nutrición y la cocina deberían ser asignaturas obligatorias en los colegios!, concluye Paloma. Y en Elbebe.com… ¡estamos de acuerdo!

Talleres de cocina para bebés y niños

La Cocinita de Chamberí ofrece múltiples talleres de cocina para bebés, niños y familias. Babychef, para bebés de 12 a 24 meses; Pinches, para niños de 2 a  5 años; Súperchefs, para niños de 6 a 12 años y talleres de cocina para familias a los que acuden chefs y profesores de prestigio internacional. Si deseas más información, puedes consultar todos los talleres, fechas y horarios aquí.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.