Los expertos aseguran que el nacimiento de los mellizos de distinto color se produce en un caso entre un millón