Métodos anticonceptivos después del parto: la píldora y el DIU

35

Después del parto, es imposible saber con exactitud cuándo se reanudará la ovulación. La píldora anticonceptiva y el DIU son dos de los métodos que puedes emplear para evitar la concepción después del parto. Recuerda que la píldora está contraindicada si estás dando el pecho y que deben pasar al menos 6 semanas después del parto antes de colocar el DIU.

La píldora anticonceptiva detiene la ovulación, impidiendo el embarazo

Las píldoras anticonceptivas contienen hormonas femeninas sintéticas, muy similares a las que produce de forma natural el organismo de la mujer. Al tomar la píldora, la mujer deja de ovular y, por tanto, no puede quedarse embarazada.

Este método, que tiene un elevado grado de fiabilidad situado en torno al 99 por ciento, es uno de los más populares.

La píldora está contraindicada en mujeres lactantes, ya que contiene unas hormonas que reducen la producción de leche y pasan a la misma. Tampoco se recomienda a mujeres fumadoras, mayores de 35 años o con problemas circulatorios.

El DIU (Dispositivo Intrauterino), un método muy fiable

El dispositivo intrauterino o DIU es un pequeño objeto de plástico que se inserta en el interior del útero de la mujer de forma permanente.

El DIU provoca una alteración en el endometrio, que impide la fecundación y anidación del óvulo. Existen unos DIUs de cobre que se sustituyen cada tres o cuatro años. Los que contienen la hormona de la progesterona deben cambiarse cada año.

En ambos casos, se trata de un método anticonceptivo muy fiable. Su colocación es más fácil después del primer parto y, en el caso de las mujeres que acaban de dar a luz, el ginecólogo suele esperar seis semanas antes de ponerlo, cuando el cuello del útero está suficientemente cerrado.