La ONU destaca la importancia de los hombres para mejorar la salud reproductiva de las mujeres

28

El miércoles se celebró el Día Mundial de la Población. Este año, el tema central fue “Los hombres como aliados para la salud materna”. El Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) señaló que el papel del hombre es fundamental para mejorar la salud reproductiva y los derechos de la mujer, a menudo relegados a un segundo plano en los países menos favorecidos.

Cada año mueren medio millón de mujeres durante el embarazo y el parto en los países en vías de desarrollo. Algunas de las principales causas son sufrir embarazos de alto riesgo, infecciones durante el parto u otras complicaciones más graves como padecer fístulas obstétricas. En este sentido, el Fondo de Población de las Naciones Unidas apunta que es necesario que los hombres tomen partido. Su influencia en distintos ámbitos de la vida social, política y económica puede propiciar cambios positivos. Con su ayuda es posible evitar que 1.440 mujeres pierdan la vida durante el embarazo y el parto.

La mayoría de las mujeres que viven en estos países no cuentan con el apoyo de sus parejas para decidir cómo y cuándo planificar su familia. “Cuando una mujer puede planificar su familia, puede planificar los demás aspectos de su vida” aseguró el secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon. La falta de educación sexual las conduce a contraer enfermedades altamente contagiosas y difíciles de erradicar, como el VIH. Su maridos, padres o hermanos a menudo ignoran la importancia de una asistencia sanitaria adecuada antes y durante el parto.

Los hombres son los principales responsables de las decisiones que se toman en el ámbito familiar. La directora ejecutiva del Fondo de Población de las Naciones Unidas, Thoroya Ahmed Obaid, señaló que la participación de los hombres es muy importante. “Al desalentar el matrimonio precoz, promover la educación de las niñas, fomentar las relaciones equitativas, apoyar la salud reproductiva y los derechos de la mujer, se logra una gran mejora”, añadió.

Pero el papel del hombre no es lo único que se necesita mejorar. Para reducir la mortalidad materna es fundamental tener acceso a los servicios de planificación de la familiar, a las comadronas y a los cuidados obstétricos de urgencia. “En los países donde se dispone ampliamente de esos servicios, es mayor el número de madres y lactantes que sobreviven”, indicó Ahmed Obaid.

El Fondo de Población de las Naciones Unidas trabaja con los gobiernos para reducir el riesgo de mortalidad durante la maternidad. En lo que va de año han muerto 283,860 mujeres. Según el organismo internacional, para reducir esta cifra es necesario mejorar, entre otras cosas, el acceso a los centros de salud, luchar contra la violencia de género y prevenir el contagio del VIH.