La FSA pide a los fabricantes de chucherías la retirada de los aditivos que provocan hiperactividad en los niños

28

El sábado 5 de abril de 2008, la Agencia Británica de Estándares en la Alimentación (FSA) solicitó a los fabricantes de chucherías la retirada de los colorantes E110, E122, E102, E124, E129, E104 y la sustitución de éstos por otros más naturales. El plazo para la retirada de los colorantes y aditivos es hasta finales de 2009.

El pasado mes de septiembre de 2007 se publicaron las conclusiones de un estudio en la revista médica The Lancet que relacionaba el consumo de chucherías con el desarrollo de hiperactividad en los niños.

Hasta el momento las autoridades británicas de seguridad alimentaria no habían emprendido ninguna acción al respecto. Ahora, desde el pasado sábado 5 de abril de 2008, la Agencia Británica de Estándares en la Alimentación (FSA) solicitó a los fabricantes de estos productos la retirada de seis de los siete aditivos analizados en el citado estudio.

Los colorantes más peligrosos para la salud de los niños y niñas son:

  • El E110 se utiliza para la fabricación de galletas, productos de pastelería y determinados aperitivos. Este colorante da a la comida un aspecto anaranjado.
  • El E122 es un colorante de color rojo que se utiliza en caramelos, helados, dulces y bebidas gaseosas.
  • El E102 se emplea en productos de repostería y da a la comida un color amarillo. 
  • El E124 es un colorante artificial que da a la comida un aspecto de color rojo y se utiliza en la elaboración de caramelos y bebidas.
  • El E129 es un colorante de color rojo que se utiliza en multitud de batidos, dulces y bebidas. 
  • El E104 es un colorante que da a la comida un aspecto amarillo que se utiliza en caramelos y bebidas. 
  • El único colorante que no se prohíbe es el E211, conocido como benzoato sódico, que se utiliza para la conservación de alimentos.

En Inglaterra, el plazo para retirar estos conservantes y sustituirlos por componentes más naturales es hasta finales del año 2009.

En el resto de Europa, la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (Efsa) todavía no ha emprendido ninguna acción concreta. Por el momento, los responsables de la agencia europea y los fabricantes de chucherías tienen previsto reunirse la próxima semana.