Niños 1 año¿Cómo estimular la comprensión del lenguaje en niños de más de 1...

¿Cómo estimular la comprensión del lenguaje en niños de más de 1 año?

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

A partir de los 15 meses, los niños comprenden más de lo que hablan si no tienen ninguna dificultad para oír. Esto se debe a que son capaces de recordar, crear una imagen mental de la palabra que escuchan y de relacionar conceptos. Los padres podemos ayudar al niño a estimular la comprensión del lenguaje, por ejemplo, mediante canciones o juegos.

El desarrollo del sentido del oído es esencial para llegar a hablar.

El niño debe poder oír sin dificultad y entender las palabras y las frases.

Generalmente, a los quince meses el niño ya comprende ordenes complejas como «pon el cochecito en la caja».

El juego es una herramienta inmejorable para estimular la comprensión del lenguaje hablado en los niños pequeños.

Los padres pueden, por ejemplo, señalar las partes del cuerpo al tiempo que las nombran.

También pueden comentar los sucesos y acciones cotidianas, lo que ayuda al bebé a entender no sólo las palabras y su significado, sino el mundo en que vive.

De hecho es algo natural que los padres hablen a sus hijos de todo eso sin que nadie les diga nada.

A veces uno mismo se ríe al descubrir que le está contando al bebé un montón de cosas, pero esto enriquece el mundo afectivo, sensorial e intelectual del bebé.

Las onomatopeyas y los sonidos que emiten los animales son el paradigma de la capacidad de comprensión y abstracción del bebé.

Y suelen ser de las adquisiciones favoritas de los niños (aunque no sean «palabras»).

Te puede interesar  ¿Cómo es el desarrollo físico y psicomotor del niño de 3 a 5 años?

Esto se debe a que el niño:

  • Relaciona un nombre con un sonido, es decir recuerda.
  • Dice el sonido que emite el animal, es decir relaciona, comprende.
  • Dice «guau» sin ver al perro, es decir que tiene una imagen mental, abstrae.

El niño comprende, pero ¿comprenden los adultos al niño? Pequeñas confusiones o incomprensiones pueden dar lugar a que el niño se sienta frustrado.

Si no logra que entiendan lo que quiere, es normal que estalle en llanto o tenga una rabieta.

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados