¿Cómo saber si se está dando el pecho correctamente?

648

Cuando se empieza a dar el pecho al recién nacido, muchas madres tienen dudas de si lo están haciendo correctamente. Esto genera mucha inseguridad y estrés a las recientes madres y, en ocasiones, supone el principio del fin de la lactancia. Tener información que permita detectar a las madres que lo están haciendo adecuadamente es esencial para prevenir el fracaso de la misma.

Al inicio de la lactancia, muchas madres tienen dudas sobre si están amamantando a sus bebés adecuadamente. La falta de modelos culturales de los que aprender y la carencia de información son los responsables de que muchas mujeres se sientan inseguras cuando comienzan a dar el pecho a sus bebés.

Las preocupaciones más frecuentes de las madres relacionadas con este tema son si sus bebés reciben todo el alimento que necesitan, si ellas tienen suficiente leche o si su leche es de buena calidad.

En muchas ocasiones, la creencia errónea de que el bebé se queda con hambre, que ellas no producen suficiente leche o que su leche es de baja calidad hace fracasar innecesariamente la lactancia de muchas mujeres.

Por ello es importante que las mujeres sepan detectar si están dando el pecho de manera adecuada. Así tomarán seguridad, perderán el miedo y podrán desarrollar una lactancia feliz.

¿Cómo saber que el amamantamiento es correcto?

Para que la lactancia se desarrolle con éxito, es fundamental que la madre confíe en sus capacidades naturales y en las de su bebé para el amamantamiento.

Aun así, existen una serie de signos observables que confirmarán a la madre que su bebé está alimentándose de manera adecuada. Éstos son:

  • El bebé emite sonidos de deglución que pueden oírse. Si la madre puede escucharlos, esto estará indicando que el bebé está tragando la leche.
  • El bebé succiona de forma relajada, sin signos de ansiedad y se muestra tranquilo mientras está mamando.
  • La madre percibe que sus pechos producen leche de manera constante, atendiendo a sensaciones de llenado y vacío de los pechos.
  • El bebé recupera el peso que tenía al nacer en alrededor de los 10 días tras el nacimiento.
  • El bebé emite entre dos y tres micciones diarias los primeros días y, después, en torno a seis.
  • Tras haber expulsado el meconio, el bebé defeca alrededor de 4 ó 5 veces diarias o después de cada mamada. La caca suele ser amarillenta, verdosa o marrón y de consistencia semilíquida, grumosa o pastosa. Después de un mes, esto puede cambiar y comenzar a hacer caca menos veces al día, a veces sólo una o, incluso, ninguna.
  • Los pezones y los pechos de la madre están sanos.
  • El bebé se muestra activo y a gusto la mayor parte del tiempo.
Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.