Las madres actuales son madres realistas y huyen del término «supermamás»

60

Con motivo del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que se celebra el 8 de marzo, Ipsos ha querido profundizar en las características de las mujeres actuales.

Según el estudio, a las mujeres no les gusta compararse con los hombres, sino que buscan su felicidad creando su propio camino. No cumplen estereotipos. Se construyen a sí mismas, desde su persona. Rechazan las vidas irreales y ultra perfectas, se aceptan cómo son y son conscientes de sus limitaciones. Se definen como mujeres sin filtros (#unfiltered).

Respecto a la maternidad, existen dos grupos de mujeres: las que deciden no tener hijos y las que son madres. Las primeras no piden disculpas, ni explican el por qué de su decisión. Las segundas, las mamás son mucho más realistas que sus predecesoras: llegan «hasta donde llegan» y huyen del término «supermamás». Son conscientes de que son madres imperfectas y utilizan el humor para desdramatizar su día a día. Para unas y otras el término culpabilidad desaparece. No hay tanto miedo a fallar.

Según Louise Morrissey, Account Manager de Ipsos: “El sentimiento de culpabilidad era un gran mal femenino que estamos viendo que desaparece a medida que la mujer no aspira a la  perfección ni a satisfacer lo que la sociedad demanda de ella”.

También se ha detectado la convivencia de dos movimientos diferentes en el trabajo. De tal modo que hay mujeres con grandes aspiraciones laborales, que buscan llegar a lo más alto en una gran corporación y luchar por tener dinero y poder. Y hay mujeres que apuestan por el emprendimiento y la iniciativa empresarial o inician una start-up, como mujeres que lo que buscan es la realización personal en otras facetas vitales, es decir, “trabajar para vivir”. 

El estudio determina además que la mujer actual huye de estereotipos e imposiciones en materia de belleza y que se cuida solamente en aquellos aspectos que desea.

El caso de Rachel Hollis ejemplifica muy bien a esta nueva mujer. Rachel subió a la red una foto de sus vacaciones en la que aparece posando en bikini sin ocultar las estrías en su vientre fruto de sus embarazos. Esta foto se hizo viral rápidamente y recibió multitud de mensajes de admiración de otras mujeres”, afirma Morrissey.

Notas sobre el estudio

Este estudio ha sido realizado a un grupo de 20 mujeres a las que se les ha enviado una especie de diario secreto. Cada participante tenía que describir mediante texto o imágenes las distintas facetas de su vida. Esto ha proporcionado mayor libertad a las mujeres a la hora de contestar.