Bebés¿Pueden los bebés tomar infusiones para aliviar los gases y los cólicos?

¿Pueden los bebés tomar infusiones para aliviar los gases y los cólicos?

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

Tradicionalmente, en España, se ha recomendado la manzanilla sola, con anís o con comino para el empacho y los gases del bebé lactante. Esta infusión es totalmente inocua y se le puede dar al bebé siempre que no sustituya una toma de leche. Sin embargo, en los herbolarios existen otros tipos de infusión que pueden perjudicar la salud del bebé. Es preferible evitar el azúcar y la miel.

    Las infusiones o tisanas son bebidas a base de hierbas que se fabrican dejando determinados vegetales en agua, por lo general caliente, para que las sustancias aromáticas y/o medicinales de la planta pasen al líquido.

    Algunas deben hervir como la manzanilla o la hierba luisa.

    Otras deben hacerse con agua a menor temperatura como el té.

    Desde la antigüedad se conocen plantas que contienen sustancias con acción medicinal.

    De hecho, a partir de algunas plantas se han desarrollado medicamentos actuales como la aspirina (procede del sauce) o la digital.

    Sin embargo, los medicamentos de las plantas son muy difíciles de dosificar y pueden ser peligrosos para el bebé.

    Las infusiones de hierbas que habitualmente se toman en nuestra cultura (manzanilla, poleo, hierba luisa, tila, té,… ) por lo general no lo son.

    Pero existen otras en herbolarios cuyo uso debe estar controlado por un experto.

    Infusiones para bebés: indicaciones tradicionales e indicaciones médicas

    Existen innumerables infusiones a base de plantas. En cada país, cada cultura, se utilizan preferentemente unas u otras.

    Te puede interesar  Alimentación de la madre lactante: ¿existen los alimentos prohibidos?

    Cada región ha desarrollado conocimientos reales o de tipo mágico alrededor de las distintas infusiones utilizadas en su cultura.

    Para los bebés, en España se han recomendado de forma tradicional dos infusiones:

    • Manzanilla sola para el «empacho», para «limpiar el estómago».
    • Manzanilla con comino y anís estrellado para los «gases», para los «cólicos».

    Posiblemente existan otras muchas infusiones utilizadas de forma local.

    No existen evidencias científicas de que una u otra infusión sea eficaz para el manejo de ningún síntoma en los bebés.

     Desde el punto de vista médico, estas infusiones en concreto, han sido consideradas inocuas (no todas).

    Algunos profesionales las recomiendan activamente y otros se limitan a consentirlas como un «mal menor», menos peligroso que otras sustancias comercializadas, tales como los carminativos, algunos de los cuales contienen sustancias claramente peligrosas como barbitúricos y alcaloides.

     Ventajas e inconvenientes de las infusiones para los bebés

    Entre las ventajas:

    • Son más inocuas que los carminativos.
    • Algunos bebés se relajan y dejan de llorar (por un rato) cuando toman un poco de agua templada.

    Entre los inconvenientes:

    • Las infusiones no tienen ningún valor alimenticio. Así que sustituir una toma de alimento (pecho o biberón) por una de manzanilla para evitar el «empacho» (nadie sabe bien lo que es eso, cada familia lo define de una manera), significa que el bebé hace una toma menos. Posiblemente, el bebé lo intentará compensar a lo largo del día (si le dejan).
    • Si se les añade azúcar o miel acechan algunos peligros. El bebé se aficiona al sabor dulce. Como el niño muestra esa preferencia enseguida, se le siguen dando cosas dulces. El resultado son caries precoces en los dientes de leche. Además, la miel puede transmitir alguna infección intestinal.
    Te puede interesar  Tu álbum de fotos gratis con Nenuco

    Sobre el autor

    Ana Martínez Rubio
    Licenciada en Medicina y Cirugía. Especialista en Pediatría.

    artículos más leídos

    artículos más recientes

    Categorías destacadas

    Artículos relacionados