Bebés¿Cómo se interpretan las tablas de crecimiento infantil?

¿Cómo se interpretan las tablas de crecimiento infantil?

Contenido revisado y aprobado por el equipo editorial

A la hora de interpretar la curva que nos presentan las tablas de crecimiento infantil, hay que observar, ante todo, la tendencia general de la misma. Conviene prestar especial atención a posibles cambios bruscos en los percentiles, ya que pueden ser señal de un problema de salud en el bebé o niño. Las gráficas de peso presentan más variaciones que las de longitud.

Lo más importante en las gráficas de crecimiento es que el bebé mantenga una evolución constante dentro de la curva.

La variación brusca de percentiles puede señalar el principio de un desajuste o enfermedad.

El peso de los bebés suele presentar más variaciones en las gráficas de peso que la altura en las gráficas de longitud.

En este artículo sobre cómo interpretar las tablas de crecimiento:

Tipos de variaciones en las gráficas de peso

  • La curva presenta “escalones” o “dientes de sierra”: Significa que el bebé gana y pierde peso. Puede ser porque la báscula no estaba equilibrada o era diferente (un día en la farmacia y otro en el consultorio), el bebé tenía más o menos ropa o había pasado una pequeña enfermedad.
  • La curva se aplana: El bebé pierde peso. Si observa que en una época el bebé registra un percentil 75 y meses después un percentil 25, es necesario consultar al pediatra e indagar en la causa de este desajuste.
  • La curva se acelera: El bebé gana peso. La mayoría de los padres se alegran. Este tipo de curva suele ocurrir con los bebés que nacieron prematuros o con bajo peso o cuando se diagnóstica una enfermedad (una cardiopatía o una diarrea larga …). Si el aumento de peso es excesivo, consulte a su pediatra.
  • Recuerda que lo más importante es la tendencia general de la curva, es decir que no sufra variaciones bruscas dentro de la curva.
Te puede interesar  Habitación del bebé: ¿Cómo crear un ambiente que favorezca el sueño?

Tipos de variaciones en las gráficas de longitud

  • La curva de longitud es más difícil que se modifique. Sólo se observa enlentecimiento del crecimiento en los bebés con enfermedades crónicas que no están bien diagnosticadas o tratadas.
  • La curva puede presentar “dientes de sierra”. Por ejemplo, si miden al bebé distintas personas y alguna de ellas no es muy rigurosa. Una pequeña oscilación no es un motivo de preocupación. La tendencia general es lo verdaderamente importante.

Sobre el autor

Miriam Rodríguez Murphyhttps://www.elbebe.com/
Especialista en la redacción y edición de contenidos sobre una amplia variedad de temáticas desde el embarazo y el parto hasta la crianza y el desarrollo y la educación de bebés y niños. Miriam Rodríguez Murphy creó Elbebe.com en el año 2000, un portal pionero en ofrecer información de calidad y contrastada por especialistas sobre maternidad e infancia. Cuenta desde sus inicios con un equipo editorial formado por médicos especialistas, psicólogos y profesionales sanitarios para supervisar todos los contenidos relacionados con la salud de la madre y del bebé y niño. Se ha dedicado durante toda su trayectoria profesional a la redacción y edición de una amplia gama de contenidos, especializándose desde hace 23 años en información para madres y padres. Miriam Rodríguez es un referente en la creación de webs sobre maternidad e infancia en España y América Latina. Ha publicado artículos en medios online como Serpadres y MarieClaire, entre otros.

artículos más leídos

artículos más recientes

Categorías destacadas

Artículos relacionados