¿Cómo debe ser la sillita de paseo de tu bebé? Los elementos principales

30

La sillita de paseo ha de ser cómoda para padres y bebé. Asegúrate, antes de comprar la sillita o cochecito de paseo de tu bebé, de que los elementos que la componen son los que más se adecuan a tu estilo de vida y el de tu pareja. En este artículo te describimos los diferentes tipos de silla para facilitarte la elección.

El paseo es fundamental para la madre y el bebé. En el mercado existen diferentes tipos de sillas de paseo que se componen prácticamente de los mismos elementos.

Los elementos más importantes que componen el cochecito o silla de paseo son el bastidor o chasis y el capazo o hamaca.

El chasis permite una mejor manejabilidad del vehículo gracias a la interacción de las ruedas, el manillar y los frenos. El capazo o la hamaca proporcionan la comodidad del bebé.

Antes de comprar la sillita o cochecito de paseo de tu bebé, asegúrate de que es la que más se adecúa a tu estilo de vida y el de tu pareja.

En este artículo os describimos los principales elementos que componen un cochecito o sillita de paseo:

Bastidor o chasis del cochecito o silla de paseo

El bastidor o chasis es la estructura metálica que soporta el capazo en el cochecito y la hamaca en la silla o ambos en los modelos combinables. Está integrado por las ruedas, el manillar y los frenos. Además de soportar el capazo o hamaca, el chasis es un elemento que se dobla y que permite guardar el vehículo.

En este sentido, es importante que los cochecitos y las sillas de paseo tengan un sistema de plegado que permita montarlos y desmontarlos fácilmente. Los tipos disponibles en el mercado son:

  • El plegado libro: Los cochecitos o sillas con este tipo de plegado llevan integrado el asiento y el manillar, que lo hacen ocupar más espacio y ser más pesado.
  • El plegado paraguas: Este tipo de plegado es más ligero. Su mayor ventaja es que ocupa menos espacio que el resto.
  • El plegado telescópico: Cerrado es más ancho que el plegado paraguas pero es más ligero que el “tipo libro”.

Algunos sistemas de plegado se pueden accionar con una mano y otros necesitan las dos.

Una recomendación para descartar problemas de apertura o de cierre es comprobar cómo se pliega en la tienda, si es posible.

Ruedas del cochecito o silla de paseo

El número de ruedas de los cochecitos o sillas de paseo varía de una casa comercial a otra.

Existen cochecitos y sillas con 3, 4, 6 y 8 ruedas. Unas son más grandes e hinchables y otras más pequeñas.

Las ruedas son más pequeñas en el cochecito o sillita de cuatro ruedas. Las traseras son fijas y las delanteras móviles, con posibilidad de fijarlas si se transita por terreno pedregoso. Su conducción es más cómoda por superficies regulares.

El cochecito o silla de tres ruedas tiene los neumáticos más grandes y se adhiere mejor al firme irregular. Este tipo de carruajes es muy útil para padres aficionados a hacer deporte o a pasear por el campo o la playa.

La diferencia entre el cochecito de 4 ruedas y el de 3 es la estabilidad y la maniobralidad. El de 4 es más estable y cómodo de conducir por la ciudad y el de 3 por el campo.

Elegir un modelo u otro depende de las preferencias y hábitos de vida de los padres.

Manillar del cochecito o silla de paseo

Existen dos tipos de manillares: el de barra o el de empuñadura.

La elección de uno u otro tipo también es una opción personal.

El diseño de los manillares es cada vez más ergonómico (permite regular su altura y adaptarla a la de los padres).

Frenos del cochecito o silla de paseo

El tipo de freno de los cochecitos o sillas de paseo depende en gran medida del plegado del chasis.

Existen modelos que se pueden accionar directamente con el pie (barra, disco o pedal) o bien de forma automática en el manillar

Capazo o hamaca del cochecito o silla de paseo

El capazo aloja al bebé en el cochecito y la hamaca lo hace en la sillita.

Existen diferentes modelos con el respaldo reclinable en varias posiciones y diferentes orientaciones (de frente o de espaldas a los padres).

El revestimiento del capazo y de la hamaca está compuesto por materiales cómodos.

Los materiales más comunes que lo componen son el algodón, que absorbe bien la humedad, el poliéster y tejidos de composición mixta.

El algodón es más resistente y se ensucia menos que el poliéster o los tejidos de composición mixta.

Algunos fabricantes permiten quitar las fundas del capazo y de la hamaca para facilitar su lavado. Ésta es una opción muy cómoda y práctica para mantener impecable la silla y prolongar su duración.

  • El capazo. Es la estructura que permite permanecer al bebé tumbado y protegido. Los principales elementos que lo componen son el armazón, el colchón y la capota.
  • La hamaca. Es la estructura en la que el bebé o niño se sienta en posición erguida. Los principales elementos la que integran son el respaldo, reposapiés y apoya brazos (fijos o reclinables) y el asiento.
  • Recomendaciones para elegir la capota y la hamaca

    • Los padres deben comprobar que el cuco tiene las dimensiones adecuadas para albergarlo.
    • Los materiales que revisten el cuco deben permitir la transpiración y la renovación de aire del interior, pero protegiendo al bebé del frío.
    • El colchón debe ser cómodo.
    • La capota es preferible que sea extraíble
    • Escoger elementos regulables (respaldo, reposapiés, barra delantera) para que se adapten al crecimiento del bebé o niño.
    • Comprobar que los anclajes de la hamaca se fijan bien a la sillita.