El abdomen en los bebés recién nacidos

49

El abdomen del recién nacido presenta por lo general un aspecto abultado. Tras cortar el cordón umbilical, el muñón saliente se seca y se desprende. Queda entonces una cicatriz en el centro del abdomen del bebé: su ombligo. Consulta tus dudas acerca de la diástasis del recto y la hernia umbilical en nuestro artículo sobre el abdomen del recién nacido.

El abdomen de los bebés normales es bastante abultado.

Ombligo del recién nacido

El cordón umbilical, que unía al feto con la placenta, se corta tras el parto. Después de unos días, el muñón se seca y se cae. La cicatriz que deja es el ombligo. Al principio, el ombligo está hacia fuera, luego se retrae y queda hundido.

En algunos casos puede aparecer una hernia umbilical. La mayoría de las veces desaparecerá sola, al fortalecerse los músculos del abdomen.

Si son de tamaño mayor que una mandarina y no disminuyen con el tiempo, deberán operarse. Las hernias umbilicales son más frecuentes en niños desnutridos.

Diástasis de recto

En la parte anterior del abdomen tenemos dos músculos paralelos que van desde la punta del esternón al pubis.

Al principio pueden estar algo separados, y se puede notar un abultamiento alargado en la parte central del abdomen cuando el bebé hace fuerza.

Esto es normal y desaparecerá sin hacer nada en pocas semanas.

Subir