La repetición es un elemento clave en el aprendizaje de los niños de 1 a 2 años