Vacaciones en familia… ¿Qué es lo que más valoran los niños?

13

Durante las vacaciones de verano, padres e hijos disponen de más tiempo para pasar juntos. Cuando nos planteemos en qué ocupar ese tiempo libre, debemos saber que lo esencial es pasarlo con los niños. Así, no es tan importante qué actividades o planes se realicen, sino que lo que se haga, se haga en familia. Lo más beneficioso para los niños es pasar tiempo con sus padres.

En vacaciones los padres solemos aparcar los horarios rígidos, y nos relajamos.

Sin embargo, nuestra labor de educación continúa, pero de forma más lúdica y atractiva para nuestros hijos.

Las vacaciones de verano nos ofrecen una excelente oportunidad como padres para disfrutar y compartir el tiempo libre con nuestros hijos. ¿Podemos aportarles algo mejor?… probablemente no.

El tiempo que los padres emplean en involucrarse en la vida de su hijo de manera relajada y abierta, es fundamental para el desarrollo emocional equilibrado del niño.

No hay mejor manera de conectar con ellos que compartir momentos de diversión y bienestar.

Además, los niños perciben y aprenden la manera en que sus padres gestionan el tiempo de ocio. Nuestra curiosidad, actitud y capacidad de disfrutar son su modelo a seguir.

Por ello:

  • Aprovecha las vacaciones para hablar más con tus hijos y establecer nuevas formas de comunicación con ellos a través del juego o durante las comidas familiares.
  • Planifica las vacaciones teniendo en cuenta la opinión de tus hijos. Escucha sus necesidades, sus preferencias y proyectos.
  • Establece acuerdos entre todos los miembros de la familia. De esta forma los niños también aprenden a ceder y a estar abiertos a otras opiniones.

En vacaciones, la predisposición para disfrutar con los niños es más importante que la actividad que desarrollemos con ellos.

En definitiva, las vacaciones compartidas entre padres e hijos se convierten en un tiempo para conocernos mejor y fortalecer lazos familiares.

Además de vivir nuevas experiencias y de disfrutar a su lado, las vacaciones son, sobre todo, un tiempo para demostrarles nuestro amor.

¡Un tiempo de calidad que debemos aprovechar al máximo!