Extracción, almacenamiento y conservación de la leche materna

48

En los casos en los que el bebé no puede mamar directamente pero la madre desea alimentarle con su leche, ésta puede extraerse y guardarse para dársela al bebé cuando sea posible. Para la extracción manual se utiliza la técnica de Marmet. Tambien puede utilizarse un sacaleches.

Hay muchas situaciones en que el bebé no puede mamar directamente de su madre pero ella desea darle su leche.

Por ejemplo si:

  • El bebé nació prematuro y está ingresado.
  • El bebé está enfermo en el hospital y la madre no puede estar todo el día a su lado.
  • La madre va a salir unas horas sin poder llevarse al bebé.
  • La madre vuelve al trabajo y va a estar fuera de casa unas cuantas horas.

A continuación, te damos algunos consejos sobre cómo llevar a cabo la extracción, el almacenamiento y la conservación de la leche de la manera adecuada.

Extracción de la leche materna

Es muy sencillo extraerse la leche. Se puede hacer manualmente o con ayuda de un extractor o sacaleches.

La extracción manual de leche materna se realiza mediante la técnica de Marmet:

  • Coloque el dedo pulgar por encima del pezón y los dedos índice y corazón por debajo, pero a unos 3-4 cm del pezón, más bien cerca del borde de la aréola con la mano en forma de «C». Las yemas de los dedos están a las 6 y a las 12, en línea con el pezón. Evite abarcar la mama con la mano.
  • Empuje hacia atrás, hacia la pared del pecho sin separar los dedos.
  • Apriete hacia delante los tres dedos al tiempo. Este movimiento comprime las reservas de leche (senos galactóforos) sin dañar a las glándulas.
  • Repita esto de forma rítmica hasta vaciar los senos.
  • Rote el pulgar y los otros dedos para drenar mejor otros senos galactóforos.
  • Dese un masaje suave en todo el pecho antes y durante la extracción de leche.

Hay que evitar:

  • Apretar demasiado.
  • Deslizar los dedos sobre la piel.
  • Tirar del pezón.

Para aclaraciones y dudas, se puede recurrir a un experto en lactancia.

Almacenamiento de la leche materna

Se puede almacenar en envases de vidrio o de plástico, anotando la fecha. Si se extraen pocas cantidades, puede esperarse a completar 90-100-120 ml.

Conservación de la leche materna

Una vez extraída la leche materna, puede ser conservada para ser utilizada más adelante. La leche humana mantiene sus propiedades:

  • 8 horas a temperatura ambiente.
  • 48 horas en refrigerador.
  • 1 mes en congelador de * /**.
  • 3-6 meses en congelador de ***/****.

Cuando se vaya a dar al bebé, se puede descongelar en un recipiente con agua templada (sin ponerla al baño María ni meterla en el microondas).