Drogas y embarazo, razones para no consumir si estás embarazada

29

El consumo de estupefacientes durante el embarazo perjudica gravemente la salud del futuro bebé. Durante el primer trimestre de gestación, la presencia de tales sustancias puede causar daños irreversibles en el feto. Los hijos de mujeres que han consumido drogas durante el embarazo o la lactancia tienden a ser más pequeños e irritables. Además el consumo de drogas aumenta la probabilidad de un parto prematuro.

Los órganos del bebé se forman en el primer trimestre del embarazo, por lo que el consumo de sustancias estupefacientes durante este periodo puede causarle graves daños. El consumo de drogas tiene efectos muy nocivos para el feto. 

Los bebés de mujeres embarazadas que consumen drogas suelen ser más pequeños, irritables e intranquilos. Además, la posibilidad de tener un parto prematuro aumenta considerablemente.

Algunas drogas como la heroína o la metadona pueden crear adicción también en el bebé, por lo que éste nacerá con síndrome de abstinencia.

Si la mujer embarazada es adicta a alguna droga, debe comunicárselo a su médico para que le informe sobre los programas de desintoxicación existentes y sobre los daños que estas sustancias pueden causar a su futuro bebé.