Amenaza de aborto: ¿qué es?, ¿puede prevenirse?

66

La amenaza de aborto es una situación que indica que el embarazo está en peligro. Se produce en un 30% de los embarazos antes de la semana 20. Su aparición no significa, necesariamente, que se vaya a sufrir un aborto. El 50% de los embarazos que estuvieron amenazados de aborto llegan a término. El otro 50% se interrumpe por un aborto espontáneo.

Una amenaza de aborto es un estado que sugiere que podría producirse un aborto espontáneo antes de la semana 20 de embarazo.

Los síntomas que indican que existe amenaza de aborto son sangrado vaginal con o sin cólicos abdominales.

De esta manera, siempre que exista sangrado vaginal antes de la semana 20 de embarazo se dirá que se trata de una amenaza de aborto. Sin embargo, esto no significa que se vaya a producir un aborto necesariamente.

Más del 30% de las mujeres embarazadas experimenta sangrado vaginal durante el primer trimestre, por uno u otro motivo. Muchas veces, las causas de estos sangrados se desconocen.

Aun así, aproximadamente, la mitad de los embarazos en los que hubo sangrado vaginal en el primer trimestre llegan a término. Por lo tanto, ante una amenaza de aborto es importante mantener la calma en la medida de lo posible, puesto que hay probabilidades de que el embarazo continúe sin problemas.

Se estima que el 15% de los embarazos finalizan en forma de aborto espontáneo. Visto de otra manera, esto significa que un 85% llegan a término.

No obstante, ante un sangrado vaginal durante el embarazo, la mujer debe acudir de manera urgente a su ginecólogo.

A través de una ecografía se verificará el desarrollo del embrión o feto. También se puede realizar un análisis de sangre para cuantificarlos niveles de la hormona beta GCH (hormona del embarazo) para saber si el embarazo continúa.

Las causas de la amenaza de aborto no se conocen bien todavía. Por ello, tampoco se sabe si podría prevenirse y cómo. La única pauta que puede ofrecerse para disminuir el riesgo de que produzca es respetar las consultas médicas prenatales periódicas durante el embarazo.

¿Tiene tratamiento la amenaza de aborto?

La amenaza de aborto no tiene tratamiento. La recomendación, si se produce, es mantener reposo absoluto y abstinencia sexual hasta que el médico lo determine.

Muchos médicos recomiendan, también, la administración de progesterona. Sin embargo, la eficacia de la misma no ha sido probada en estudios científicos.

El cumplimiento de estas recomendaciones puede ayudar a superar la amenaza pero, por desgracia, no garantiza que el proceso no termine en una pérdida gestacional.