Semana 22 de embarazo: el feto ríe, llora y frunce el ceño dentro del útero

912

En la semana 22 del embarazo, el sistema límbico del feto está en pleno desarrollo. Así, los sentimientos primitivos del futuro bebé empiezan a surgir. Puede reír o llorar e, incluso, enfadarse dentro del útero. Estos sentimientos iniciales son emociones simples asociadas a cambios del estado de ánimo del feto. La embarazada de 22 semanas puede tener dificultad para descansar, debido al aumento de volumen corporal.

En la semana 22 de embarazo, los ojos del futuro bebé ya están formados. Ya pueden observarse cejas y pestañas primitivas. Los párpados permanecen cerrados. 

El iris aún no ha adquirido su color, por lo que aún no está definido el color de los ojos del bebé.

En esta semana, el feto pesa alrededor de 500 gr y mide unos 27 cm.

Se empiezan a formar los dientes del futuro bebé dentro de las encías. Además, los labios ya están completamente formados.

Una peculiaridad de la semana 22 de embarazo es que el feto comienza a experimentar emociones básicas, que se reflejan en gestos como una sonrisa o un ceño fruncido dentro del útero.

En este artículo sobre la semana 22 de embarazo:

El feto en la semana 22 de embarazo

En la semana 22 del embarazo, el sistema límbico del feto experimenta un gran desarrollo. Este sistema es el que controla los sentimientos y las emociones. Así pues, es en esta semana cuando el futuro bebé comienza a experimentar sus primeras emociones.

Obviamente, éstas no son emociones complejas ni elaboradas. Se trata de sentimientos primitivos en forma de cambios del estado de ánimo, asociados a sensaciones de bienestar o malestar. Así, el feto puede sonreír, llorar o incluso fruncir el ceño. Estas expresiones reflejan el estado de ánimo del futuro bebé.

Síntomas que experimenta la embarazada en la semana 22

En la semana 22 de embarazo, la mujer continuará experimentando las molestias asociadas al aumento de peso y a los cambios físicos que su cuerpo está teniendo. Esto será así ya hasta el final del embarazo. Por ello, es normal que continúe estando cansada y con sueño.

Además, y también debido a los cambios corporales, es habitual que las mujeres embarazadas de 22 semanas empiecen a dormir peor. Puede costarles encontrar una postura cómoda para descansar.

Es en esta semana cuando, debido al crecimiento de la tripa, el ombligo de la embarazada puede empezar a sobresalir. Después del embarazo vuelve a su forma habitual.

También debido al estiramiento de la piel de la zona abdominal, la mujer embarazada puede sufrir picores en la tripa. Éstos son muy molestos pero padecerlos es normal en el embarazo. Si aparecen debe consultarse al ginecólogo cómo aliviarlos.

Elbebe.com es un portal de divulgación de contenidos gratuitos relativos al embarazo, el parto, el postparto y el desarrollo del bebé y del niño en su primera infancia. Ofrecemos información para padres y madres sobre el desarrollo de los bebés desde su concepción hasta su primera infancia, con una exhaustiva selección de recursos y consejos útiles para los padres. Nuestro objetivo principal es conseguir que el usuario encuentre útil la información contenida en Elbebe.com y que ésta sea fácilmente comprensible por todos. Para asegurar la calidad de nuestras informaciones y garantizar el rigor y la credibilidad de nuestros contenidos, contamos con un equipo de redactores especializados y con la supervisión de excelentes profesionales de la salud.